10 situaciones que no cubre ningún seguro

10 situaciones que no cubre ningún seguro

10 situaciones que no cubre ningún seguro

Cuando contratas un seguro esperas estar bien cubierto. Muchas veces, los tomadores no se preocupan por informarse correctamente sobre las coberturas. No importa qué tipo de seguro contrates: todo riesgo, franquicias o a terceros… Lo importante es conocer las coberturas de cada seguro antes de contratarlo.

Sin embargo, hay algo que la mayoría de las personas desconoce y es que, hay situaciones que no cubre ningún seguro. En todas las pólizas existen ciertas excepciones o situaciones que no están cubiertas por ninguna póliza. Algunos seguros tienen exclusiones particulares, sin embargo, existen algunas excepciones que son comunes a todos los seguros.

¿Te gustaría saber cuáles son?

10 cosas que no cubre ningún seguro

Las 10 situaciones que pasamos a comentar a continuación no están cubiertas por ningún seguro. En cualquier caso, será el propio asegurado el que deberá hacerse cargo de los gastos.

Accidente contra familiares

Lo más normal ante una situación de este tipo es que la aseguradora piense que se trata de un fraude. Si tienes un accidente contra un familiar, el seguro se negará a correr con los gastos. Esto sucederá, sobre todo, si se comparte el domicilio familiar.

Algunas compañías se niegan a pagar incluso los accidentes con miembros del vecindario.

Omisión del deber de socorro

Cuando nos encontramos ante un accidente de tráfico estamos obligados a parar y ofrecer auxilio a los conductores accidentados. La ley nos obliga a detenernos y aplicar el conocido Protocolo PAS. Si incumples esta ley, ninguna compañía de seguros correrá con tus gastos. Además, incumplir esta ley está penado con multas y cárcel.

Catástrofe natural

Las guerras, un accidente nuclear o una catástrofe natural es uno de esos casos que no cubre ningún seguro. Ni terremotos, ni huracanes, ni inundaciones… Por suerte, el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de los gastos en estos casos.

Conducir bajo los efectos del alcohol

Igual que la omisión del deber de socorro, conducir bebido o drogado, supone irremediablemente que el seguro no se haga cargo de tu accidente. Además de constituir un delito, puede no haya ninguna aseguradora que quiera hacerse cargo de tu seguro si te pillan conduciendo bebido o si tienes un accidente.

Conducir por vías no aptas

Si sufres un accidente mientras conduces por un camino de tierra o por vías que no se consideren aptas para el tráfico —como veredas y cañadas—, el seguro no se hará cargo de los gastos si tienes un accidente.

Hijos menores de 25 años que no figuren en la póliza

Cualquier menor de 25 años o con menos de dos años de carnet, que no figure como conductor en la póliza y que tenga un accidente quedará fuera de las coberturas. Si además estuviera conduciendo sin carnet estaría cometiendo un delito grave de Seguridad Vial.

Conducir sin carnet o sin la ITV

Conducir sin carnet es un delito grave contra la Seguridad Vial y lo mismo sucede si conduces un vehículo que no haya pasado la ITV.

Exceder la carga

Conducir con más carga de la permitida por el vehículo o con más pasajeros de los que caben, la compañía de seguros se negará a cubrir cualquier gasto ocasionado en un accidente.

Coches tuneados

Si modificas tu vehículo, deberás comunicar los cambios a la compañía de seguros. Si no lo haces, la compañía cubrirá los daños a terceros, pero no los tuyos. La aseguradora declarará que ese vehículo no es el que se aseguró.

Carreras y apuestas ilegales

Las compañías de seguros no se harán cargo de los daños ocasionados durante carreras, no importa si son en circuitos cerrados o abiertos. En cualquier caso considerará que la acción en sí es ilegal y se negará a pagar.

Ahora ya conoces 10 casos que no cubre ninguna aseguradora. Con esta información ya sabes cuando te vas a quedar indefenso frente a la aseguradora. Coge tu póliza y lee con detalle las coberturas y las exclusiones de tu seguro.

¡Revisa bien la letra pequeña!

Deja un comentario