5 distracciones que causan accidentes de tráfico

5 distracciones que causan accidentes de tráfico

5 distracciones que causan accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico son imposibles de predecir. Es realmente complicado que puedas reducir a 0 las posibilidades de sufrir un accidente en carretera. Sin embargo, sí que hay cosas que puedes hacer para reducir los accidentes al mínimo.

A pesar de lo que puedas creer, las distracciones al volante son una de las principales causas de accidente de tráfico. Hoy, desde Todoaccidente, queremos hablarte de algunas de las distracciones más comunes.

¿Qué son las distracciones?

Una distracción es algo capta nuestra atención, apartándola de la acción que estamos realizándola en ese momento. Así es como el Diccionario de la Real Academia las define. Por desgracia, hoy en día estamos más expuestos que nunca a las distracciones. Estamos rodeado por infinidad de estímulos que captan nuestra atención y que pueden provocar accidentes de tráfico.

Por otra parte, cuánta mayor pericia tengamos al volante más fácil resultará que nos despistemos. Con el tiempo, nos sentimos cómodos y seguros y conducimos sin prestar tanta atención a lo que nos rodea. Es demasiado común encontrarnos con conductores que realizan otras actividades al volante, como comer, hablar por teléfono o fumar… todo esto desvía la atención de la carretera.

Accidente in itinere

Ya sabes qué son las distracciones pero, ¿sabes que son culpables del 30% de los accidentes de tráfico en España?

Si queremos sufrir menos accidentes de tráfico, será esencial eliminar todas esas molestas distracciones.

Las 5 distracciones más comunes

1. Ocupantes en el vehículo

Cuanto más ocupantes tenga el vehículo, más posibilidades habrá de sufrir un accidente. Los niños y los animales son también una fuente de distracciones. Sobre todo cuando no los llevamos bien asegurados. Girar la cabeza y estar pendiente de ellos puede provocar accidentes de tráfico.

Otra fuente de distracción son los copilotos. Mantener conversaciones que puedan poner nervioso al conductor puede resultar muy peligroso.

2. Preocupaciones personales

La conducción, con el tiempo se convierte en un acto mecánico. No necesitamos pensar en lo que hacemos para conducir, podemos ir de un lugar a otro conduciendo y no ser capaces de recordar cómo hemos llegado.

Es muy normal que nos sumerjamos en nuestros propios pensamientos. El estado de ánimo del conductor influye directamente en su rendimiento. Una depresión, el estrés o las prisas pueden provocar accidentes de tráfico, puesto que provocan falta de atención.

3. Manipular dispositivos

Cambiar de emisora, poner la calefacción o el aire acondicionado, manipular el GPS o el teléfono móvil, son la tercera causa de accidentes de tráfico.

Algo tan sencillo como encender un cigarrillo aumenta en 1,5% el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Recuerda que no basta con mantener la vista fija en la carretera, para conducir necesitas las dos manos.

4. Los teléfonos

Cuando conduzcas olvídate de hablar por el teléfono móvil. Incluso si utilizas el manos libres. Hablar por teléfono o escribir un Whatsapp te obliga a apartar la atención de la carretera. Tienes que prestar atención al teléfono y te distraes.

Cuando estés al volante no escribas mensajes, no hables por teléfono, olvídate por completo del móvil.

5. Apartar la vista de la carretera

Buscar cosas dentro del coche, en la guantera o en el bolso, pasar frente a un accidente y quedarte mirando, mirar una valla publicitaria o estar pendiente del paisaje… Todo puede ser motivo de accidente de tráfico.

Retiras tu atención de la carretera y esto hará que disminuya tu capacidad de reacción.

Ahora ya conoces las 5 distracciones más comunes y seguro que te habrás sentido identificado con alguna de estas. Es muy importante que evites distraerte mientras conduces, las distracciones provocan casi tanto accidentes de tráfico como el alcohol.

Cuando conduzcas no te distraigas, presta atención a la carretera y no sueltes el volante. Olvídate del teléfono móvil y, sobre todo, no te gires para ver qué pasa en el asiento trasero. Tu seguridad siempre es lo más importante. Al volante, cero distracciones.

Deja un comentario