Accidente laboral de una mariscadora

Accidente laboral de una mariscadora

Accidente laboral de una mariscadora

El Tribunal Superior de Xusticia de Galicia, desestimando el recurso presentado por la ISM, da la razón a una mariscadora que sufrió un accidente mientras transportaba el marisco de la playa a la lonja.

El ISM presentó un recurso contra la sentencia del juzgado de Pontevedra que daba la razón a la mariscadora y que le otorgaba la baja laboral tras el accidente de tráfico que sufrió mientras transportaba el marisco desde la playa hasta la lonja para ser vendido.

El Instituto Español de la Marina no quiso reconocer la incapacidad derivada del accidente como una contingencia laboral, ya que señalaban que este no ocurrió ni en la playa ni en la lonja, sino en un punto intermedio.

El accidente laboral según el TSXG

Sin embargo, los dos tribunales —primero el de Pontevedra y luego el TSXG— interpretan el accidente como accidente laboral. De esta forma señalan que el esguince y la torcedura de cuello que sufrió la mariscadora a raíz de la colisión contra otro vehículo cuando se dirigía a llevar el marisco en el coche de la cofradía deberá entenderse como un accidente laboral.

Los magistrados señalaron que todos los percances ocurridos como consecuencia directa e inmediata del trabajo que se realiza por cuenta propia o ajena debe ser considerado como accidente laboral. De esta forma la sentencia recoge que el accidente se produjo mientras la mariscadora trasladaba el marisco desde la playa hasta la lonja para ser vendido, lo que se supone que es un tarea habitual de su puesto.

Ninguno de los magistrados entiende que el vehículo de la cofradía tenga nada que ver en la consideración de accidente laboral. Pues el accidente se produjo mientras la mariscadora realizaba tareas típicas de su puesto de trabajo. El hecho de que el accidente se produjera con el vehículo de la cofradía es irrelevante y no impide que se considere accidente laboral.

Deja un comentario