Accidente mortal de un trabajador. Condena al arquitecto.

Accidente mortal de un trabajador. Condena al arquitecto.

Accidente mortal de un trabajador. Condena al arquitecto.

El Tribunal Supremo ha considerado que al arquitecto y al aparejador de una obra son responsables civiles, junto con el constructor, del accidente mortal en el que falleció un trabajador al precipitarse al vacío desde 6 metros de altura, en junio de 2002 mientras trabajaba en una construcción en Granollers.

El Alto Tribunal impone al constructor y a las aseguradoras, de las que formaban parte arquitecto y aparejador, la obligación de indemnizar con 120.000 euros, además de los 5.315 euros que costó el entierro, a la madre del obrero fallecido en el accidente.

El accidente tuvo lugar en la construcción de una vivienda, debido a la falta de medidas de protección en torno al andamio desde el que se precipitó el obrero, las escasas medidas previstas habían sido retiradas en el momento del siniestro para introducir material en el interior de la vivienda.

La Sala Civil del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación que interpuso la madre del trabajador, en el que reclamaba que se condenase, además de al constructor, también a las aseguradoras cuyos profesionales habían dado el visto bueno a la obra a pesar de que esta adolecía de una falta de seguridad.

La Audiencia Provincial había aceptado castigar al constructor, al entender que no se protegiese el perímetro de la terraza bajo el pretexto de facilitar la entrada de materiales, lo que convirtió en precaria la seguridad de la zona.

Ahora, el Tribunal Supremo condena a los dos profesionales ya que la jurisprudencia del alto tribunal señala que aunque al arquitecto, autor del proyecto, no le alcanza deber de velar por el cumplimiento de las concretas medidas de seguridad, sí que responde, por ser quien ostenta la superior dirección de la obra, de su negligencia en la función de vigilancia.

La ausencia de una valla protectora no sólo afectaba al lateral del andamio desde el que cayó el trabajador sino que el perímetro de los tres niveles estaba totalmente desprotegido, según señala la sentencia.

Deja un comentario