Accidentes provocados por animales en la calzada

Accidentes provocados por animales en la calzada

Accidentes provocados por animales en la calzada

La irrupción en la calzada de ganado salvaje ha vuelto a provocar accidentes de tráfico en las carreteras gallegas. Dos agentes de la Guardia Civil han causado baja para el servicio tras sufrir un siniestro a primera hora del miércoles pasado en una carretera secundaria del municipio de Oia. No hubo que lamentar daños de gravedad, ni en los agentes ni en ningún animal, gracias a la pericia del conductor. Sin embargo, el todoterreno en el que circulaban sí sufrió importantes daños materiales.

El accidente se produjo poco después de la medianoche. Cuando los dos agentes de la Guardia Civil iban en el vehículo oficial que circulaba por la EP-2202, entre las zonas de Baiona y Loureza. Circulaban en dirección a Baiona cuando, de repente, invadió la calzada una manada de vacas y varios caballos salvajes a los que intentaron esquivar. Para ello, el piloto giró y se salió de la carretera por el margen derecho y no fue capaz de evitar chocar contra un talud de tierra.

Los agentes hacían llevaban puesto el cinturón y pudieron minimizar las consecuencias del accidente, impredecibles si hubiesen circulado a mayor velocidad o no hubiesen podido evitar a los animales.

Este siniestro evidencia que los accidentes de tráfico por irrupción de animales en la calzada siguen siendo un grave problema de primer orden. En este municipio consiguieron reducir mucho este tipo de siniestros colocando pasos canadienses, un sistema pionero en la zona implantado por el ex alcalde, Alejandro Rodríguez. Los usuarios de estas vías secundarias son los más afectados y también es en primavera y verano cuando más accidentes de estas características se registran. Otro de los puntos negros de los viales del sur gallego es la carretera hacia Tui por Gondomar.

El todoterreno oficial en el que viajaban los agentes se salió de la vía e impactó contra un talud de tierra.

Deja un comentario