Actuar en un accidente de tráfico y salvar vidas

Actuar en un accidente de tráfico y salvar vidas

Actuar en un accidente de tráfico y salvar vidas

Aunque a nadie le gustan, los accidentes de tráfico están a la orden del día. Desde hace unos años, en los que se redujeron el número de siniestros, cada vez se producen más y los últimos años están siendo nefastos. Solo en 2016 se experimentó una subida del 7% respecto al año anterior. Con el número de accidentes de tráfico aumentando otra vez, es importante saber qué hacer al encontrarnos en una de estas situaciones.

Los accidentes de tráfico

En 2015, los accidentes de tráfico se redujeron hasta un mínimo histórico —alcanzado en 1960—. En 2015 «solo» hubo que lamentar la muerte de 1.126 personas en accidente de tráfico. El descenso de víctimas en la carretera no impidió que se siguiera luchando por reducir la siniestralidad en accidentes de tráfico.

A pesar de las recomendaciones y de las campañas de la DGT muchos conductores siguen bebiendo y distrayéndose al volante, sin contar con todos los que conducen sin respetar el límite de velocidad o sin portar el cinturón de seguridad.

Testigos de un accidente de tráfico

En Todoaccidente hemos dado muchos consejos para evitar accidentes de tráfico. Sin embargo, si tuvieras la desgracia de sufrir uno o de toparte con alguno, ¿sabrías cómo actuar?

Un accidente de tráfico no es algo con lo que tengamos que lidiar a diario, es normal que a muchas personas les puedan los nervios y no sepan cómo reaccionar o qué hacer. El miedo y el desconocimientos son otros factores que juegan un papel importante, si no conoces los protocolos de actuación es posible que no te atrevas a hacer nada.

No te olvides de que, más allá de tu conciencia, la legalidad obliga a prestar auxilio en los accidentes de tráfico. No prestar ayuda a una persona en una situación complicada o de riesgo, supone un delito penado, lo que se conoce como «omisión del deber de socorro», que está contemplado en el Código Penal.

Actuar en un accidente de tráfico

Ante un accidente de tráfico lo más importante es actuar y hacerlo rápido. El 66% de las muertes se producen en los primeros 20 minutos.  Por eso resulta tan necesario actuar lo más rápidamente posible. En muchos casos los servicios de emergencia tardan en llegar al lugar del accidente; bien porque no son avisados, bien por distancia. En esos casos, si has sido testigo del accidentes, tienes la obligación de actuar y tratar de salvar la vida a los accidentados.

El problema, es que muchas veces no sabes cómo actuar o qué hacer. En caso de accidente de tráfico, lo mejor es conocer el Protocolo PAS (Proteger, actuar y socorrer), del que ya te hablamos en este blog. Este protocolo fue establecido para evitar que a causa de las circunstancias alguien pudiera olvidar cosas tan obvias como la seguridad de los accidentados o avisar a los servicios de emergencia.

Cada accidente es un mundo y las circunstancias rara vez serán las mismas, sin embargo, el Protocolo PAS ofrece un marco con el que actuar, un método de asegurar una rápida y sencilla de ayudar: asegurar el lugar del accidente, socorrer a las víctimas y avisar y colaborar con las autoridades.

PAS

Proteger

El primer paso es proteger al lugar del accidente. Tu coche será el primero, no lo coloques encima del accidente. Aléjate unos 100 metros y colócalo en el arcén y enciende las luces de emergencia —por la noche enciende también las luces del coche—. Señaliza el lugar del siniestro, usa los triángulos y no olvides de ponerte el chaleco reflectante.

En accidentes sin heridos graves ni muertos, trata de restablecer el orden tan rápido como puedas. Retira cualquier pieza desprendida que obstaculice la circulación y trata de apartar los vehículos del medio de la calzada. Pon el freno de mano en los coches e inmovilízalos.

Si el accidente ha sido muy fuerte y hay muertos o heridos de gravedad, trata de no tocar nada y mantén la escena lo más intacta posible.

Avisar

Una vez asegurado el lugar del accidente, avisa a los servicios de emergencias, trata de mantener la calma y dales tantos detalles como te sea posible. Si has sido testigo, diles cuánto tiempo llevas allí, cuánto tiempo ha pasado desde el accidente y dales cualquier detalle que ellos te pidan: identíficate, diles en qué carretera estás y en qué punto kilométrico te encuentras, indica el número y la gravedad de los heridos, cuántos vehículos han estado implicados en el siniestro y cualquier circunstancia especial, como incendios o cualquier dato relevante sobre los heridos.

Escucha lo que te digan y sigue sus instrucciones al pie de la letra.

Socorrer

Nunca trates de bajar a los heridos de sus vehículos o de moverlos, salvo que sea un caso de extrema necesidad, como un incendio. Si vas a mover a un herido, nunca lo hagas solo —lo ideal es hacerlo entre cuatro personas—, si no tienes más remedio que hacerlo, hazlo como si fuera un bloque, mantén recto el eje cuello-cabeza y si es un motorista, nunca le quites el casco.

No des de comer o beber a los heridos y trata de que se mantengan despiertos en todo momento, habla con ellos y haz que se tranquilicen. Si no pueden respirar o tienen dificultades para hacerlo, inclínales la cabeza y despeja sus vías aéreas.

No acudas primero al que más grita, vigila antes a los que estén inconscientes o con dificultades para respirar. Si tienen hemorragias fuertes presiona sobre la herida con trapos o ropa, si el trapo se empapa mucho, cámbialo o pon otro encima. Si sufre quemaduras no les quites la ropa ni los toques, solo echa agua fría sobre las quemaduras.

Ahora ya sabes que, ante un accidente de tráfico, no puedes darte la vuelta sin más o seguir adelante. Estás obligado a actuar y a socorrer y gracias a estas reglas que te proporciona el Protocolo PAS, lo tienes muy fácil. Si tienes dudas o quieres saber sobre el Protocolo PAS, puedes dejar un comentario aquí o en nuestras redes sociales.

Deja un comentario