Ansiedad al volante

Ansiedad al volante

Ansiedad al volante

A muchas personas les genera ansiedad el momento en el que van a conducir.

Todos o prácticamente todos conocemos a alguien que, pese a haber obtenido el carné de conducir e incluso tener coche, no son capaces de ponerse detrás del volante. Es la «amaxofobia», o el miedo a conducir un vehículo. Puede deberse a factores como haber sufrido un accidente, la participación de seres queridos o conocidos en algún tipo de percance en la carretera, o a cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado con la conducción.

A menudo se manifiesta en ataques de pánico, aunque lo normal es que las personas que padecen de amaxofobia sufran ansiedad y agitación cuando tienen que enfrentarse a la conducción de un coche.

Los afectados por amaxofobia evitan la conducción en autovías, circular a gran velocidad, sobre puentes o túneles, con mucho tráfico y/o condiciones climatológicas adversas, con la responsabilidad de llevar a más personas.

La recomendación en estos casos es acudir a un psicólogo especializado en amaxofobia que se centrará en los aspectos de la regulación emocional y en la realización de técnicas para rebajar la ansiedad a nivel fisiológico, cognitivo y conductual.   También es muy recomendable realizar sesiones prácticas en circuitos cerrados de maniobras de conducción segura, siempre con el acompañamiento de un psicólogo.

Deja un comentario