Aumentan las muertes en accidente de tráfico en Europa

Aumentan las muertes en accidente de tráfico en Europa

Aumentan las muertes en accidente de tráfico en Europa

Por primera vez en más de un siglo han aumentado el número de fallecimientos en accidente de tráfico en Europa. La Comisión Europea alerta del estancamiento en la reducción de la mortalidad en carretera y pide a los Estados Miembros redoblar los esfuerzos para ayudar a rebajar de nuevo la mortalidad y salvar vidas en las carreteras.

Las estadísticas de mortalidad en accidente de tráfico lanzadas por la Comisión Europea en 2015 señalan a un fuerte freno en la reducción de accidentes de tráfico con víctimas mortales, de hecho los estudios señalan que ha habido un repunte en la mortalidad en carretera. Según este estudio perdieron la vida en carretera un total de 26.000 personas, un centenar más que el año pasado.

Según la estimación de la Comisión el número de heridos graves por accidentes de tráfico en la Unión Europea ascendió a 135.000. El informe calcula que el coste social (rehabilitación, atención sanitaria, daños materiales…) de los accidentes mortales y con heridos asciende en este años a más de 100.000 euros.

Las autoridades señalan a un alarmante aumento de la mortalidad en este año, un repunte que se debe a un estancamiento en la reducción y prevención de accidentes de tráfico. A su juicio, si Europa quiere alcanzar el objetivo de reducir los accidentes y los fallecimientos en carretera a la mitad para 2020, convendría que se intensifique la labor de coherción y sensibilización de los conductores.

Una de las claves para reducir y mantener estable el número de accidentes y de víctimas es, sin duda, la teconología. A medio plazo la conducción conectada y automatizada presenta una potencial de prevención enorme, sobre todo en colisiones y choques por alcance.

En toda la Unión Europea se contabilizaron una media de 51,1 muertos por cada millón de habitantes. Una tasa similar a la de años anteriores, entre los países con más mortalidad al volante destacan Bulgaria y Rumanía.

Entre los factores de este aumento se encuentra la mayor interacción entre los conductores y los peatones y ciclistas en los entornos urbanos. Otros factores son el aumento de tráfico de la tercera edad y el aumento global del tráfico, además de los recortes en el mantenimiento de las carreteras debido a la crisis. También cabe destacar como factor importante, el teléfono móvil, que sigue siendo la principal distracción para los conductores.

España, a pesar de haber frenado la bajada en la mortalidad, sigue siendo uno de los países europeos con menos muertos en carretera, seguido por Inglaterra, Dinamarca, Malta u Holanda.

El 22% de los fallecidos en accidente de tráfico eran peatones que murieron atropellados, siendo este tipo de accidente uno de los que no descendieron en los últimos años. Los ciclistas forman el 8% de los fallecidos, mientras que por género los hombres suponen el 76% de los muertos.

El objetivo de la Unión Europea es reducir a la mitad el número de muerte en accidente de tráfico para 2020, lo que precisará unos esfuerzos adicionales por parte de las autoridades de tráfico de cada país miembro que son las encargadas de controlar estos temas.

Deja un comentario