Baja laboral por accidente de tráfico

Baja laboral por accidente de tráfico

Baja laboral por accidente de tráfico

Los accidentes ocurren. Algunas veces es inevitable sufrir accidentes. Todos estamos expuestos a sufrir un accidente de tráfico al circular por las carreteras. Incluso en trayectos cortos el peligro es patente. En muchos casos los accidentes ocasionan lesiones que nos obligarán a solicitar una baja laboral.

Recordamos que son los profesionales médicos de la seguridad social o de la mutua los que determinarán si hemos de estar de baja o no. En algunos casos te corresponderá una indemnización, ¿sabes cuándo?

Hoy en Todoaccidente te explicamos cuándo puedes solicitar la baja y los tipos de accidente en los que se puede solicitar.

La baja laboral por accidente de tráfico

En primer lugar conviene tener claro que, en España, los accidentes de tráfico se clasifican por:

Accidentes durante el trabajo o In Itinere

Todos aquellos accidentes de tráfico que se ocasionan dentro del horario laboral. En este horario se cuentan también los desplazamientos de casa al trabajo y del trabajo a casa.

Este tipo de accidentes tienen una legislación especial que ya hemos explicado en este blog.

Accidentes de tráfico fuera de horario de trabajo

Cualquier siniestro ocurrido en horario no laboral. Dependiendo de cómo se produzca el accidente será tramitado por la seguridad social o por la mutua.

Tras los cambios recientes introducidos en la nueva Ley Penal, cuando el accidente ocurre en nuestro tiempo libre, las aseguradoras buscan pagar lo mínimo. No se harán cargo del tratamiento de rehabilitación. Sin embargo, están obligados a pagar todos los gastos médicos.

Baja temporal: días impeditivos y días no impeditivos

En cuanto a la incapacidad temporal, la ley contempla tres tipos distintos:

  • Días no impeditivos.
  • Días impeditivos.
  • Días de hospitalización.

Los días de hospitalización, como su nombre indica, serán todos aquellos días que el paciente pase ingresado en el hospital.

Los días impeditivos son todos los días en los que no se puedan desarrollar las actividades cotidianas.

Se considerarán días no impeditivos todos los que el afectado se encuentra bajo tratamiento médico. En este punto el accidentado puede desarrollar su actividad, aunque sigue en tratamiento o en rehabilitación.

Días impeditivos y baja laboral

Es importante aclarar que los días impeditivos no tienen nada que ver con la baja laboral. Por ejemplo, una ama de casa a la que atropellan por la calle. Aunque no puede solicitar la baja laboral, sí podrá solicitar una indemnización por incapacidad temporal.

Aquí es donde entra en juego el trabajo de un abogado experto. Su trabajo será conseguir que se eleve al máximo el número de días impeditivos. De esta forma se podrá conseguir también la máxima indemnización.

Accidente in itinere

Cambios en la ley

La normativa que regulaba las indemnizaciones cambió en enero de 2016 a raíz de la entrada en vigor del nuevo baremo de accidentes de tráfico.

Lo que antes se conocía como “días de sanidad”, se conocen ahora como “lesiones temporales”. Con este cambio desaparecen también los días impeditivos y no impeditivos.

Los días otorgados por lesiones también se reducen. Las lesiones temporales son, en realidad, lo que antes se consideraba “días de sanidad”.

¿Cuánto cobraré de indemnización?

Por cada día que el accidentado esté de baja cobrará 30 euros. Lo único realmente complicado es saber hasta cuándo se cobrará. El baremo no especifica cuando terminan las lesiones temporales.

El plazo comenzará en el día que se sufra el accidente. El siguiente paso será cuando se consiga el alta y ya no queden secuelas.

Indemnización en baja por accidente de tráfico

En caso de accidente de tráfico, a los 30 euros diarios habría que añadir alguno de los siguientes supuestos.

  • Pérdida de calidad de vida moderada: tiempo en el que se pierde cierta autonomía personal.
  • Pérdida de calidad de vida grave: Cuando se pierde gran parte de la autonomía. El baremo se hará carga de los días que se permanezca en el hospital.
  • Pérdida de calidad de vida muy grave: Cuando no podemos valernos por nosotros mismos. El baremo cubrirá todos los gastos médicos.

Cada uno de estos supuestos añade un porcentaje a nuestra indemnización, por lo que habrá que tenerlos en cuenta a la hora de calcularla.

No quiero perder mi trabajo

Durante la crisis económica, muchas personas temían coger la baja por miedo a perder su trabajo. El trabajo viene y va, pero la salud no.

Algunas personas vuelven al trabajo nada más recibir el alta, sin estar completamente curados. Con el tiempo las secuelas les hacen recaer y se ven afectados de forma más grave. El problema es que ya no recibirán indemnización. En el peor de los casos puede acabar despedido por falta de rendimiento.

Si tienes dudas o necesitas la ayuda de un abogado, Todoaccidente pone a tu disposición todo un equipo de profesionales. Somos expertos en reclamaciones e indemnizaciones, y te asesoramos sin compromiso. Te apoyamos durante todo el proceso de reclamación. Contacta con nuestros agentes llamando al 628 930 459 o al 629 879 429, también puedes hacerlo mediante correo electrónico en info@todoaccidente.com. Si lo prefieres puedes enviar tu consulta mediante nuestra página web, de forma totalmente anónima y sin compromiso, uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo de inmediato.

Deja un comentario