¿Sabes lo que cubre tu seguro?

¿Sabes lo que cubre tu seguro?

¿Sabes lo que cubre tu seguro?

Los seguros buscan siempre buscan mantener a sus clientes. Las franquicias son una forma de hacerlo; ofrecen una póliza económica y atractiva, pero con pocos riesgos para la compañía. Por eso es importante saber qué te cubre el seguro en caso de accidente de tráfico.

Si eres de los que han contratado un seguro con franquicia solo para ahorrar un poco, deberías conocer bien qué es lo que te cubre en caso de accidente. Sigue leyendo para saber si vas a beneficiarte o no de tu seguro.

¿Qué es una franquicia?

Vamos a definir primero qué es una franquicia. Una franquicia es una cantidad o porcentaje que se establece entre la empresa que asegura y el asegurado. En estas franquicias se establecen los siniestros que cubrirá.

Este método suele usarse para rebajar la póliza del vehículo. Se rebajan los riesgos que asume la compañía de seguros. Pongamos que un asegurado con una póliza con franquicia de 150 € tiene un accidente y los daños alcanzan los 200 €. En este caso la compañía solo tendrá que abonar 50 €, ya que los 150 € irán a cuenta del asegurado.

Se puede ahorrar con una franquicia

A mayor franquicia, menor será el pago del seguro. Es decir, cuánta más alta sea la franquicia, menor será la cuota inicial.

Las compañías suelen ofrecer a sus asegurados una serie de opciones de franquicias, para que puedan escoger entre varias franquicias. Estas opciones siempre irán en función de lo que se desee ahorrar en las pólizas. Lo normal es que las opciones vayan de los 150 a los 1200 euros.

Las franquicias son recomendables para conductores responsables que no suelan tener accidentes de tráfico. De esta forma ahorrarás muchísimo en la prima de tu seguro. Por el contrario, si eres un conductor que suele hacer muchos partes, no es recomendable contratar una póliza, ya que terminarás gastando más en reparaciones.

¿Qué debe cubrir el seguro?

Primero tendrás que decidir si quieres que tu seguro tenga franquicias o no. Lo segundo será las coberturas que quieres contratar.

Las compañías de seguros tienen una serie de coberturas para el caso de los coches, las más contratadas suelen ser robos, incendios, daños propios y defensa jurídica. Debes saber que la franquicia no es para todos los casos. En algunos casos lo cubren todo y en otros solo daños personales.

Antes de tomar una decisión final hay que estudiar todas las opciones. Evaluar las condiciones y escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. En coberturas pequeñas, tienes que evaluar si merece o no la pena una reducción. Piensa en los siniestros que sueles tener, si son pocos o muchos.

Escoge siempre la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario