Condena de cárcel para un conductor ebrio

Condena de cárcel para un conductor ebrio

Condena de cárcel para un conductor ebrio

La Audiencia Provincial de Cantabria, condena a tres años de prisión a un conductor ebrio por provocar un accidente de circulación en la localidad de Cajo. El acusado tenía tres condenas anteriores por circular bajo los efectos del alcohol. El juez fija, además, una indemnización para la víctima del accidente de 224.000 euros por las lesiones sufridas y las secuelas del accidente.

En el accidente, en el que se vieron involucrados tres vehículos, la demandante sufrió varias lesiones graves, entre ellas fracturas abiertas en brazo, pierna y cadera, las cuales necesitaron varias intervenciones quirúrgicas. El demandado amenazó a varias de las víctimas que trataba de llamar al 112, finalmente salió corriendo abandonando a los heridos.

Según se refleja en el escrito de la sentencia, el conductor ebrio, invadió el carril contrario sin disminuir en ningún momento la velocidad, con un claro y manifiesto desprecio por la vida y la integridad física de los demás usuarios de la vía, lo que provocó que colisionara frontalmente con el vehículo de la demandante, dejando a esta gravemente herida.

El coche de la víctima, se desplazó hacia atrás debido al impactó llegando a levantarse de la calzada, cayendo sobre el coche que circulaba detrás suyo, para tras este impacto, golpear el coche del demandado, que había seguido su marcha unos metros.

En la condena también se incluyen una pena y una falta por amenazas. Ya que, tras producirse el accidente, el acusado amenazó al hombre que conducía el segundo de los coches afectados con agredirle si avisaba a la policía. Más tarde comenzó a tirar del cuerpo de la mujer lesionada, quien quedara colgando sobre la puerta del conductor, tratando de sacarla por medios poco seguros, tras ser recriminado por los presentes, salió corriendo abandonando el lugar de los hechos.

Además de la condena por conducción temeraria que le ha merecido tres años de cárcel, el acusado también deberá pagar 2.160 euros por conducir sin el permiso de circulación y otros 400 por una falta de amenazas.

Deja un comentario