Condenado dueño de perro por causar accidente

Condenado dueño de perro por causar accidente

Condenado dueño de perro por causar accidente

El propietario de un perro, de raza Mastín, deberá abonar la cantidad de 3.000 euros al conductor de un vehículo que resultó accidentado al cruzarse el perro en la calzada, según dispone la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia. Tras una primera sentencia dictada por el juzgado de Totana que fue recurrida por el dueño del perro.

La sentencia de la Audiencia Provincial, desestima el recurso que interpuso el demandado contra la primera resolución del juzgado de Totana, y en la que alegó que no tenía culpa alguna en lo ocurrido porque el perro se lo habían robado y, por lo tanto, no tenía ninguna responsabilidad en ese momento.

Sobre este hecho particular, el tribunal rechaza tal apreciación al considerar como “evidentemente significativo” que el accidente se produjo sobre las 00:30 del día 30 de noviembre de 2012 y que la denuncia no fue realizada hasta 18 horas después.

El tribunal añade que se da la circunstancia de que en su denuncia el demandado expuso unas características del perro que coinciden con las que describieron tanto el accidentado como una de las testigos de los hechos.

La sala rechazó también, como pretendía el apelante, que se declarase que durante el desarrollo de los hechos hubiese existido una concurrencia de culpas, atribuyendo al conductor un exceso de velocidad. El tribunal rechaza este alegato porque, según indica, no se ha demostrado que la velocidad hubiese tenido relevancia causal en el accidente.

 

Deja un comentario