Condenado empresario por accidente laboral de un sin papeles

Condenado empresario por accidente laboral de un sin papeles

Condenado empresario por accidente laboral de un sin papeles

La Audiencia de Alicante ha condenado a un empresario por el accidente en el que perdió la mano un trabajador sin papeles. La Audiencia ha considerado que el empresario era responsable de poner los medios de seguridad adecuados, así como de dar la formación necesaria al trabajador, para evitar posibles situaciones de peligro en el trabajo.

La Audiencia de Alicante confirma así, la condena de un año de cárcel y el pago de una indemnización de 250.000 euros a un empresario tras el accidente en el que el trabajador sin papeles perdió los dedos de una mano en una máquina picadora de carne. El trabajador recibió la orden de limpiar la máquina sufriendo entonces el accidente, cuando se le quedaron los dedos atrapados dentro de la misma.

Un juzgado de lo Penal condenó previamente al empresario por un delito contra los derechos de los trabajadores, al considerar que la causa del accidente fue la falta de medidas de seguridad, ya que no se le facilitó el equipo adecuado para realizar la operación, ni la información necesaria.

El empresario condenado, el administrador de la empresa cárnica, recurrió la sentencia alegando, que el trabajador no tenía relación alguna con la empresa y que fue engañado por un grupo de socios, haciendo que el accidentado colaborase en la empresa por amistad. Además se argumentó que no había desenchufado la máquina al limpiarla.

La Audiencia rechazó estos planteamiento, incluso ironizó al asegurar que “bastaría con mantener a un empleado en la más absoluta ilegalidad, para que no pudiera probarse la relación laboral”, una situación absurda que dejaría fuera de la legislación a los trabajadores más vulnerables: aquellos en situación ilegal.

Para el juez resulta irrelevante si el acusado fue o no la persona que ordenó la limpieza, pues “quién ostenta el control de la actividad y tiene la capacidad para organizar y planificar la actividad de manera que se neutralicen los riesgos“. La sentencia incide en que el condenado pretende ampararse en la ilegalidad de la prestación, sostenida al margen del régimen de contratación y protección de nuestro sistema laboral y aprovechando la condición de ciudadano extranjero en situación irregular de la víctima, tratar de negar el carácter laboral de la relación.

Deja un comentario