Condenados por accidente laboral

Condenados por accidente laboral

Condenados por accidente laboral

El juzgado de lo social de San Sebastián ha condenado a cinco meses de cárcel a tres responsables de una obra de Irun en la que un trabajador se precipitó al vacío desde 2,5 metros mientras realizaba labores de desescombro y que sufrió heridas graves de las que tardó 516 días en recuperarse. Según la sentencia, los tres acusados son el encargado de la obra, el técnico de prevención de riesgos laborales y el arquitecto técnico coordinador de seguridad y salud de las obras, quienes mostraron su completa conformidad con la pena que se solicitó para ellos por los hechos.

El accidente tuvo lugar el 14 de junio de 2002 cuando la víctima, que realizaba las funciones de encofrador de primera, trabajaba en el desescombro del bajo cubierta de un edificio próximo a la zona de Behobia. Fue entonces cuando se cayó por un hueco destinado a las chimeneas y que carecía “de las medidas colectivas de protección adecuadas, consistentes en barandillas, plataformas o redes de seguridad”.

La normativa refleja además que cuando estas medidas no son posibles “por la naturaleza del trabajo” hay que utilizar “cinturón de seguridad”. La resolución judicial aclara que el perjudicado utilizaba el hueco de las chimeneas para desempeñar su trabajo de desescombro “con el conocimiento y consentimiento de los imputados”.

A consecuencia del accidente laboral, el obrero sufrió un traumatismo craneoencefálico, neumonía bilateral con broncoaspiración, signos de hipertensión arterial y periartritis de hombro izquierdo, de las que tardó en recuperarse 516 días, de los que 28 fueron de hospitalización. Al finalizar los días de recuperación obtuvo una incapacidad permanente absoluta.

Durante la vista por los hechos, los encausados se mostraron conformes con la petición de pena del fiscal, por lo que ahora cada uno de ellos ha sido condenado a cinco meses de cárcel y a abonar una multa de 900 euros. No obstante, la sentencia les sustituye las penas de cárcel por sendas multas de 1.800 euros. Asimismo, la sentencia obliga a las distintas compañías aseguradoras de la obra a indemnizar al trabajador con una suma total de 200.000 euros más los intereses legales.

Deja un comentario