Conducir sin seguro, problemas y perjuicios

Conducir sin seguro, problemas y perjuicios

Conducir sin seguro, problemas y perjuicios

El seguro del automóvil es obligatorio en España. Conducir sin seguro está prohibido, aun así, son casi 2 millones los conductores que se arriesgan a circular sin contratar uno. Según los datos de un reciente estudio de la DGT, el 10% de los vehículos matriculados desde 1996 circulan sin seguro.

Desde hace un tiempo se están llevando a cabo campañas para detectar a este tipo de infractores. Desde la DGT se han puesto medios para controlar que los vehículos no circulen sin seguro.

Problemas de conducir sin seguro

Conducir sin seguro no es solo un problema para el infractor. Esto supone un grave perjuicio para todos los que sufren un accidente. La función de los seguros obligatorios es la de responder económicamente ante los gastos de un accidente de tráfico.

Para circular se necesita contar con el Seguro Obligatorio de Automóvil. Este seguro nos cubrirá en casos de robos o de incendios. Además se responsabilizará de los gastos del accidente, tanto de los desperfectos, como de las lesiones. No disponer de este tipo de seguro es una temeridad, pues se carga sobre los ciudadanos los gastos de un accidente de tráfico.

La consecuencia más directa de conducir sin seguro serán las multas que pueden ir desde los 600 € hasta los 3.000 €. La multa depende de algunos factores como el modelo del coche y la situación —si se ha producido o no un accidente—.

En los casos más graves puede que incluso se retire el vehículo hasta que se demuestre que se ha contratado un seguro obligatorio. Si el conductor es reincidente en este tema, la retirada podría prolongarse hasta en tres meses.

El 50% de estas sanciones irán a parar al Consorcio de Compensación de Seguros.

Seguros y Consorcio de Compensación de Seguros

Todos los seguros contratados destinan una prima de 3,5 euros al Consorcio de Compensación de Seguros. El CCS se encargará de afrontar los gastos de los accidentes provocados por conductores sin seguro. Así que, las indemnizaciones pagadas en accidentes provocados por conductores sin seguro las pagamos todos.

Deja un comentario