Conoce tu póliza de seguros

Conoce tu póliza de seguros

Conoce tu póliza de seguros

Cuando sufrimos un accidente de tráfico tenemos derecho a ser resarcidos de cuantos daños y perjuicios hayamos sufrido, y a percibir una indemnización. En este post te comentaremos lo que tu póliza de seguros suele mostrar en letras pequeñas.

Así es tu póliza de seguros

En primer lugar os corresponde una indemnización por los daños materiales o la reparación del vehículo. La indemnización será efectiva si la aseguradora entiende que los daños materiales no son superiores al valor venal del vehículo , es decir, que no cueste más arreglarlo que comprar uno de las mismas características.

En segundo lugar se puede reclamar la indemnización por las lesiones sufridas en el accidente. La valoración de las lesiones, en caso de reclamar por la vía penal, las realiza el médico forense adscrito al juzgado, por lo que para ser examinado por dicho médico, hay que interponer denuncia. Una vez que el forense haya emitido su informe,lo normal es que la aseguradora abone la cantidad correspondiente al informe. En ese caso no habrá juicio, pero la aseguradora puede no estar de acuerdo y acudir con un perito médico a juicio a defender que no existen lesiones o que las lesiones son menores de lo que ha recogido el forense.

Es interesante contar con un abogado experto en accidentes de coche a fin de poder llevar el procedimiento desde el principio y poder recomendar qué documentación, tratamiento y seguimiento médico es el necesario a fin de poder realizar la reclamación con la mayores opciones de éxito y evaluando los riesgos y problemas que pueden surgir con la aseguradora.

Hay que interponer la denuncia antes de un plazo de seis meses desde la ocurrencia de los hechos. Y el forense suele citar al mes de interponer la denuncia, por lo que es interesante presentar dicha denuncia una vez que se esté terminando el tratamiento médico. El abogado experto será el que le recomiendo cuándo presentar la denuncia para que el procedimiento no se alargue y el forense tenga en cuenta la evolución médica.

En tercer lugar tenemos derecho a que se nos abonen todos los gastos médicos generados, es decir, que si para nuestra recuperación hemos necesitado un fisioterapeuta y su factura está dentro del tiempo que el forense ha considerado necesario para curar, la compañía aseguradora culpable del accidente tendrá que abonarlo. Lo mismo ocurre con los gastos como medicamentos, material médico o terapéutico (muletas, férulas, etc). Es importante guardar las facturas acreditativas de cualquier gasto.

También se puede reclamar los gastos derivados del transporte como puede ser un coche de sustitución, facturas de taxi, metro o autobús. Para ello, lo primero es justificar su necesidad, lo segundo es justificar que, cuando se utilizó el vehículo, no estaba arreglado el propio, o que dichas facturas de taxi son de desplazamiento al hospital. Igualmente, el abogado especialista dará las explicaciones necesarias para que los gastos sean justificados suficientemente y puedan ser solicitados.

Los bienes y objetos dañados en el accidente también pueden ser reclamados en su póliza de seguros (gafas rotas, ordenadores, móviles, etc). El problema viene cuando tenemos que justificar que se han roto en el accidente y que son propiedad nuestra, ya que la aseguradora pedirá facturas, y que demuestre que se llevaban en el momento del accidente.

Las aseguradoras, antes de abonar los daños, lesiones o gastos, solicitarán las pruebas necesarias para acreditar que no se trata de un fraude, no abonando aquellas que entiendan que son desproporcionadas, no justificadas o simplemente las que crean que no corresponden por no derivarse del accidente, por eso es importante contar lo antes posible con un abogado especialista, que pueda asesorar a la víctima sobre cómo documentar y cómo demostrar cada partida, y que va a tratar de conseguir la mayor indemnización que pueda corresponderle.

Deja un comentario