Consejos para evitar accidentes con embarazadas

Consejos para evitar accidentes con embarazadas

Consejos para evitar accidentes con embarazadas

Esta semana te hemos hablado sobre los accidentes de tráfico con embarazadas. Te explicamos cuales suelen ser sus causas. Te hablamos sobre los cambios físicos a los que se ven sometidas las mujeres embarazadas y los efectos que causan sobre ellas mismas y sobre la conducción.

Hoy queremos ir un poco más allá y dar algunos consejos para evitar accidentes con embarazadas. Nuestro objetivo es ayudar a evitar este tipo de accidentes. Por eso queremos recordar ciertos aspectos importantes a la hora de conducir, sobre todo en estadios avanzados de la gestación.

Consejos para evitar accidentes con embarazadas

Es importante no olvidarse del cinturón de seguridad. Aunque en embarazadas su posición es especialmente importante, hay que cruzarlo con cuidado, sin presionar zonas sensibles. La banda baja deberá situarse por debajo del abdomen, ajustándolo lo máximo a las caderas. Nunca deberá situarse sobre el abdomen. La banda superior del cinturón deberá situarse sobre el hombro, sin rozar nunca el cuello. Deberá cruzar entre los pechos sin apoyarse nunca en la barriga.

Aunque parezca peligroso para la embarazada, nunca se debe desactivar el airbag.

Es importante conducir con tranquilidad. Ante cualquier síntoma de nervios o intranquilidad se deberá parar y esperar a tranquilizarse. Siempre ante cualquier síntoma anormal hay que parar, hasta tranquilizarse. Si es necesario se deberán llamar a los servicios de urgencias.

Se debe conducir de forma tranquila y segura, no hay que tener prisa y pensar en llegar antes. Se debe mantener una conducción constante, sin arranques ni frenadas bruscas. Hay que evitar carreteras irregulares o con un firme defectuoso.

Es importante que se conduzca siempre en compañía. Sobre todo a partir de las 30 semanas de embarazo. No deberíamos subir al coche sin alguien de confianza.

Siempre que se puede se deberá usar algún tipo de complemento de conducción para embarazadas. Existen chalecos de protección, cojines especiales y otro tipo de complementos que protegen a la embarazada durante la conducción.

No es recomendable hacer viajes largos estando embarazada, el cansancio aumenta durante el embarazo, por eso es imprescindible dejar los viajes largos para después del parto.

No se deberá conducir en momentos de poca visibilidad. Debido al embarazo la movilidad estará reducida, una mala visibilidad puede provocar accidentes.

Por supuesto no hay que conducir en momentos de estrés, ni cuando te encuentres demasiado cansada. Además, tendrás que ajustar el asiento y todos los sistemas de visibilidad a tu altura antes de empezar la conducción.

Deja un comentario