¿Cuáles son los daños materiales en un accidente de tráfico?

¿Cuáles son los daños materiales en un accidente de tráfico?

¿Cuáles son los daños materiales en un accidente de tráfico?

Cuando ocurre un accidente de tráfico es normal que te sientas confundido y no sepas exactamente qué puedes reclamar al seguro y qué no.

¿Se puede reclamar al seguro la rotura de tus gafas debido al airbag? ¿Cuáles son los daños producidos por el accidente de tráfico que se pueden considerar daños materiales en el parte del seguro? Puede que te hagas estas preguntas y a continuación las vamos a resolver.

Daños personales

Cuando eres víctima de un accidente de tráfico quizás quieras reclamar al seguro algunos daños que hayan podido ocurrir en el mismo. Uno de los tipos de daño que pueden ocurrir son los daños personales. ¿Cuáles son?

Los daños personales son los que sufren las personas que se hayan visto involucradas en el accidente de tráfico. Por ejemplo, si debido al choque te has roto un hueso del brazo, esto es un daño personal. En estos casos, la indemnización dependerá de dos factores: el tiempo de baja que requiere el accidente y la gravedad de la lesión y si esta ha dejado secuelas.

Daños materiales

La pregunta que queremos responder en este artículo tiene directamente que ver conlos daños materiales. ¿Cualquier daño material se puede reclamar al seguro por el accidente ocurrido? La realidad es que, en principio, los daños materiales son los desperfectos que afectan al vehículo derivados del accidente de circulación.

Generalmente, cuando ocurre un accidente los vehículos sufren daños. Puede que únicamente sean daños de chapa y pintura o que sean más profundos y requieran un arreglo mecánico más exhaustivo. En este caso, como propietario del vehículo deberás enviar el parte al seguro explicando cuáles han sido estos daños en un plazo de 7 días desde el momento del accidente.

Una vez que hayas enviado el parte al seguro este se pondrá en contacto contigo para realizar la peritación de los daños y proceder a la reparación del vehículo. Pero recuerda que, para que el seguro realmente cubra los daños, debes dar parte únicamente de los daños que de verdad hayan sido culpa del accidente.

Por ejemplo, si tres meses atrás tuviste un roce con otro vehículo o con un muro y tu vehículo sufrió daños, estos no se podrán contemplar como daños derivados del accidente. Por lo tanto, no deberás incluirlos en el parte al seguro.

¿Pueden ser considerados daños materiales los que no afectan al vehículo?

Además de los daños que atañen directamente al vehículo, hay otros desperfectos que puedes reclamar cuando envías el parte al seguro. Si debido al accidente se ha producidola rotura o pérdida de objetos que había en el interior del coche, podrás reclamarlo también como daño material. Algunosejemplos muy comunes de daños de este tipo que se pueden producir en estos casos son la rotura o pérdida de gafas, teléfono móvil o ropa.

Por último, aunque no son daños propiamente dichos directamente derivados del accidente, también podrás reclamar al seguro los gastos que se hayan producido como efecto secundario. Por ejemplo, los desplazamientos debidos al accidente o el alquiler del vehículo de sustitución mientras reparan el tuyo.

Estos que hemos visto son los daños materiales que se pueden derivar de un accidente de tráfico. Como has podido comprobar, no se consideran daños materiales únicamente aquellos ocurren directamente al vehículo. Otros, como los daños a objetos que se transportaban, también son considerados daños materiales.

En cualquier caso, te aconsejamos que cuando envíes el parte al seguro te asegures de exponer en él solo los desperfectos que, efectivamente, fueron resultado del accidente. De esta forma, evitarás problemas en la peritación y todo será mucho más sencillo.

Deja un comentario