¿Debo aceptar la oferta motivada?

¿Debo aceptar la oferta motivada?

¿Debo aceptar la oferta motivada?

Con el cambio en la legislación, al sufrir un accidente de tráfico la aseguradora deberá ofrecernos una oferta motivada en la que nos ofrecerán una indemnización. Aceptarla o no es una de las decisiones más difícil para los accidentados.

Si no aceptamos la oferta motivada tendremos que ir a juicio, por eso antes de decidir tenemos que valorar diversos factores.

¿Qué es la oferta motivada?

Una vez la compañía de seguros del responsable del accidente haya examinado toda la información mediante sus servicios médicos, está obligada mediante el artículo 7 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor a lanzar una oferta económica de indemnización por escrito.

Esta oferta de indemnización deberá estar detallada y desglosada, de forma que el accidentado entienda por qué conceptos se le está indemnizando. Solo así podrá decidir si debe ir o no a juicio.

El problema es que las aseguradoras ofrecen cantidades inferiores a las que corresponde. Esto se debe a que, tanto la valoración como la cuantificación de las lesiones, son realizadas por médicos dependientes de la aseguradora. Es por esto que se nos plantea el dilema de aceptar la oferta motiva o ir a juicio.

Aceptar la oferta motivada o ir a juicio

Si cree que la oferta motivada no se ajusta a lo que merece, lo primero que debe hacer es acudir a un abogado. Este estudiará los informes y, basándose en sus detalles, le informará de cual sería la máxima indemnización a cobrar. De la misma forma se calculará cuál es la mínima indemnización, de esta forma, podemos hacernos una idea de hasta dónde podemos llegar y cuál será el peor escenario.

Gracias a este cálculo aproximado podemos afrontar con objetividad el juicio. Si la cantidad mínima es mayor a la oferta motivada del seguro, no debería darnos miedo ir a juicio. Pues bastará con que la indemnización conseguida supere en un euro la que nos ofrece la aseguradora para no pagar las costas del juicio.

Además, si la cantidad máxima es muy superior a la que se nos ha ofrecido es siempre recomendable ir a juicio. Ya que habrá mucho que ganar.

En caso de que nuestra máxima y nuestra mínima se encuentren en un punto medio, lo mejor será hacer una contraoferta a la aseguradora que nos deberá contestar con una respuesta motivada.

Negociar o ir a juicio

La mayoría de las aseguradores trasladan ofertas muy por debajo del «suelo», de esta forma si el cliente acude a un abogado, la compañía hará una contraoferta ciñéndose a ese «suelo». Esto no es más que una forma de presionar, para que nos entren dudas ante la posibilidad de pagar las costas y aceptemos. En caso de que arriesguemos en base a los informes de nuestros propios médicos forenses, la compañía negociará una indemnización más justa antes de ir a juicio.

Cuando la empresa nos traslada una oferta que está muy por debajo de nuestro «suelo», lo mejor es acudir directamente a juicio, ya que será muy complicado avanzar hasta una oferta adecuada. En casos en que la oferta del seguro está sobre ese «suelo» primero habrá que negociar con el seguro, antes de reclamar.

En Todoaccidente somos expertos en reclamaciones por accidente de tráfico. Contamos con la colaboración de médicos forenses independientes que elaborarán informes para tu reclamación, con ellos podremos negociar con tu aseguradora, para que lograr la mayor indemnización posible. Además, en Todoaccidente te ofrecemos asesoría continua y personalizada, para que no te sientas solo durante el proceso.

 
 

Deja un comentario