Esguince cervical y accidentes de tráfico

Esguince cervical y accidentes de tráfico

Esguince cervical y accidentes de tráfico

El esguince cervical o cervicalgia postraumática es la lesión más común en accidentes de tráfico. Esta lesión suele producirse por alcances traseros y consiste en una extrema tensión generada en los músculos del cuello. Suele reflejarse con fuertes dolores en los hombros, la cabeza y la columna vertebral.

En este artículo explicaremos cómo suele producirse este tipo de lesión, los principales síntomas, los tratamientos y las opciones que tenemos de reclamar una indemnización.

Síntomas y causas del esguince cervical

El esguince cervical suele ser la consecuencia directa de un movimiento brusco del cuello. Esta lesión suele confundirse con el latigazo cervical, que sería el movimiento brusco que causa la lesión en el cuello. Normalmente este movimiento brusco es causado por un choque lateral o trasero, que provoca una flexión violenta del cuello y esta causará el esguince cervical o cervicalgia postraumática.

En algunos casos el caso puede complicarse al aparecer mareos o cefaleas, esto se trataría como un síndrome postraumático cervical. Hay que diferenciar los dos cuadros ya que uno de ellos recibirá mayor indemnización que el otro según el nuevo baremo de accidentes de tráfico.

La cervicalgia también puede aparecer al dormir en malas posturas, por movimientos bruscos o por malos hábitos posturales a la hora de sentarnos. En casos muy extraño puede aparecer esguince cervical por virus o bacterias.

Esta lesión suele causar dolor en la zona del cuello y de los hombros, en algunos casos también puede ocasionar dolor de cabeza o de espalda. En algunos casos causará mareos o cosquilleos en la zona afectada.

Aunque no lo parezca esta es una de las lesiones más dolorosas y molestas para el accidentado. Además, si se le resta importancia o no se cuida, puede empeorar y causar problemas muy graves.

Indemnización por esguince cervical

La ley prevé una indemnización por este tipo de lesiones. Muchas personas no reclaman pues creen que es un dolor leve que se pasará. Por otra parte, otros fingen esta dolencia para cobrar una indemnización, pues es muy complicado conocer si se está fingiendo o no.

Las aseguradoras siempre buscarán no pagar indemnizaciones por este tipo de lesiones. La mejor opción es acudir a un abogado especialista en reclamaciones por accidente de tráfico para que se encargue de gestionar tu reclamación, de esta manera lograrás la máxima indemnización.

Secuelas por cervicalgia

Es importante reclamar ya que un esguince cervical puede complicarse y ocasionar secuelas. Una cervicalgia sin tratar puede perdurar toda una vida. Es importante acudir inmediatamente al médico para que revise las lesiones y emita un informe médico detallado, solo así podrás reclamar.

En Todoaccidente ponemos a tu disposición médicos forenses que elaborarán un detallado informe para que puedas cobrar tu indemnización. En Todoaccidente gestionamos tu caso por ti, para que solo te preocupes de mejorar y además no cobramos nada; solo cobramos cuando recibas tu indemnización.

Deja un comentario