Estudio sobre los intereses del artículo 20 de la LCS

Estudio sobre los intereses del artículo 20 de la LCS

Estudio sobre los intereses del artículo 20 de la LCS

Estudio sobre la mora de intereses según el art. 20 LCS, en un proceso por lesiones en accidente de circulación. Se estudia cual es la consignación para que tenga efecto liberatorio la deuda. Además, se hace hincapié en el factor de corrección al perjuicio estético.

En relación al art. 20 LCS, éste señala que “si el asegurador incurriese en mora del cumplimiento de la prestación, la indemnización de daños y perjuicios, no obstante entenderse válidas las cláusulas contractuales que sean más beneficiosas para el asegurado, se ajustará a las siguientes reglas: … 2. Se entenderá que el asegurador incurre en mora cuando no hubiere cumplido su prestación en el plazo de tres meses desde la producción del siniestro o no hubiere procedido al pago del importe mínimo de lo que pueda deber dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro…8. No habrá lugar a la indemnización por mora del asegurador cuando la falta de satisfacción de la indemnización o de pago del importe mínimo esté fundada en una causa justificada o que no le fuere imputable…“.

Estudio sobre el art. 20 LCS y la consignación

Según esta norma ha de entenderse que son requisitos básicos para que se devengue el interés especial, que exista para el asegurador la obligación de indemnizar al perjudicado, que esté vencida y sea exigible, que hayan transcurrido tres meses sin cumplir la obligación de resarcir desde el siniestro, y, que no concurra ninguna circunstancia que atenúe o justifique la conducta morosa del asegurador. Recayendo sobre él la carga de alegar y probar las circunstancias que le compelieron a no satisfacer la indemnización dentro de los tres meses siguientes a la ocurrencia del siniestro.

Por otra parte, para que las consignaciones tengan efectos liberatorios de una deuda, deben ir prendidas de un ofrecimiento de pago y someterse estrictamente a las reglas de éste (1.177 CC), es decir, se han de cumplir dos reglas, la recepticia de la voluntad de pagar, expresada a través de un ofrecimiento o manifestación de voluntad expresamente notificada, y la cuantitativa referida al requisito del art. 1.157 del Código civil según el cual no se entiende pagada una deuda sino cuando completamente se hubiere entregado la cosa o hecho la prestación, cuando recurre las condiciones de integridad o identidad.

Por consignación judicial se entiende la vía que prevé nuestro ordenamiento jurídico para el cumplimiento de las obligaciones por parte del deudor, cuando el acreedor se niega injustamente a cobrar. Por lo tanto, se presupone, que debe haber una oferta anterior rechazada por el acreedor, sin la cual dicha consignación no resultaría válida. La consignación protege el derecho a una tutela rápida y al cobro puntual de las debidas indemnizaciones. Una forma de hacer frente a largos procesos (abusivos o dilatorios), que podrían perpetuar en el tiempo el derecho de crédito de la víctima.

Incurrir en mora de pago

La consignación se considerará fuera del plazo de acuerdo a lo que regula el repetido art. 20.3 de la LCS, y no pudiendo suponer la falta de liquidez de la indemnización la causa justificada que éste regula en su apartado 8 para excluir la mora que por el transcurso de aquel existe para la aseguradora amén de por no cumplirse las misma disposiciones sobre el pago referidas en el precedente.

Deja un comentario