Falsos testigos, acusación y condena.

Falsos testigos, acusación y condena.

Falsos testigos, acusación y condena.

El juzgado de lo Penal número tres de Santander condena a una madre y su hija a un año de cárcel —seis meses cada una— por mentir en un juicio de tráfico y tratar de aportar falsos testigos, llegando a presentarlos en el juicio. El juicio se celebró en febrero de 2011, en él se acusaba a la hija del atropello con fuga de una mujer en 2006.

La acusada, según figura en el escrito primer juicio, presentó una denuncia por el robo de su vehículo con el fin de “ocultar” su participación en los hechos y dos años después declaraba que era su compañero sentimental, el que conducía el vehículo en aquel momento ya que, en ese momento, ella le había prestado el coche.

En la celebración del juicio la acusada presentó a su madre como testigo de los hechos, con el fin de que ésta testificara a su favor y librarse así de los delitos que se imputaban. La madre accedió y en el juicio declaró que le constaba que no era cierto que su hija condujera el vehículo, ya que en el momento del accidente se encontraba en el domicilio familiar. La madre aseguró en aquel momento, que estaba al tanto de que mentir durante el juicio suponía un delito.

También relató durante el juicio que su hija recibió una llamada telefónica y dijo que tenía que marcharse de repente, si bien regresó diciendo que debía poner una denuncia por el robo de su vehículo ya que, el que fuera su pareja en ese momento, había atropellado a una persona con el vehículo. La madre llegó a testificar que aconsejó a su hija que no interpusiera denuncia ya que ella no había hecho nada.

La sentencia afirma que la madre sabía que su hija conducía el coche en el momento del atropelló y que mintió en un juicio a sabiendas, la sentencia señala también que nadie telefoneó a la hija, con lo que denunció el robo para protegerse a sí misma. La madre ha sido condenada por falso testimonio y su hija por aportar testigos falsos, por lo que se les ha impuesto una pena de seis meses de cárcel y una multa de 270 euros.

 

Deja un comentario