Indemnización por accidente y Hacienda

Indemnización por accidente y Hacienda

Indemnización por accidente y Hacienda

Otra de las preguntas comunes que nos hacen es: ¿Una indemnización por accidente tributa en Hacienda? ¿Tenemos que declararla? Esta es una de las preguntas que más nos suelen hacer nuestros clientes al cobrar una indemnización por accidente de tráfico.

Es normal preocuparse por este tema, pues ya sabemos que Hacienda está siempre atenta a cualquier movimiento de dinero.

La respuesta a esta pregunta es sencilla y, por suerte, beneficiosa para el accidentado. La indemnización por accidente no se tiene que declarar a Hacienda. De hecho, ningún pago del seguro o de un responsable civil en concepto de indemnización por daños sufridos, tanto personales como materiales, tendrán que declararse a Hacienda.

¿Por qué no se declaran las indemnizaciones por accidente?

Pongamos que se acaba de comprar un coche nuevo que le ha costado 20.000 euros. Va conduciendo por la A7 y tiene un accidente por culpa de otro conductor. A raíz del accidente, el coche nuevo queda siniestro total y usted ha sufrido varias lesiones —un latigazo cervical, una fractura en una pierna…—. Usted tiene el seguro a todo riesgo y tuvo la previsión de incluir una cláusula de valor de nuevo en su póliza. La aseguradora le paga una indemnización completa por el valor del seguro, 20.000 euros.

¿Debería declarar esos 20.000 euros de indemnización como incremento patrimonial? Está claro que no. Esa indemnización cubre una pérdida económica que ha sufrido a raíz del accidente. Es decir, al cobrar por el siniestro total, no se hace más rico. Por tanto, usted no ha ganado dinero y no deberá declarar nada a Hacienda.

¿Cómo funciona la indemnización?

Lo mismo sucede con las indemnizaciones por las lesiones en un accidente. Aunque parezcan cosas distintas, en realidad serán lo mismo. A la persona del ejemplo anterior el seguro le indemniza por los días de baja y secuelas en 10.000 euros. Este pago cubre dos cosas:

  1. La falta de ingresos que tenga por culpa del siniestro. Los días de baja se entenderán como aquellos en los que no pueda trabajar.
  2. Los daños irreversibles producidos en el cuerpo a consecuencia del accidente de tráfico —posibles secuelas— y que nos limitará en adelante.

La forma más sencilla de comprenderlo es pensar en nuestro cuerpo no como una persona, sino como un objeto. Si nuestro cuerpo fuera un coche que antes del accidente funcionaba perfectamente y tenía un valor fruto de unas prestaciones y tras el siniestro las prestaciones se ven mermadas y por tanto el cuerpo pasa a tener menor valor del que tenía.

Esta pérdida de valor de nuestro cuerpo es la que trata de compensarse con el dinero recibido por la compañía de seguros como indemnización. En consecuencia su cobro no nos hace más ricos, simplemente hemos hecho un cambio entre salud y dinero.

Es una forma un tanto materialista de entender este concepto, pero también es la más sencilla.

Las indemnizaciones por accidente y Hacienda

Todo esto sirve para explicar que las indemnizaciones no tributan en Hacienda.

Sin embargo, para evitar futuros problemas o sorpresas desagradables, cuando cobre su indemnización por accidente de tráfico, hable con su abogado.

En primer lugar pídale que le explique si debe o no debe tributar y, en segundo lugar, exíjale una copia de la sentencia o del finiquito donde se recoge lo que se ha cobrado y en qué concepto se ha hecho.

Con estos documentos, en caso de tener una inspección de Hacienda, podrá justificar la procedencia del dinero.

Abogados especialistas en accidentes de tráfico

Por supuesto, será importante que cuente con la ayuda de un equipo de abogados expertos en accidentes de tráfico. En Todoaccidente le asesoraremos en cada paso, para que no se sienta perdido o solo.

Si tiene dudas o necesita la ayuda de un abogado, Todoaccidente pone a su disposición todo un equipo de profesionales. Somos expertos en reclamaciones e indemnizaciones, y le asesoramos sin compromiso. Le apoyamos durante todo el proceso de reclamación. Contacte con nuestros agentes llamando al 628 930 459 o al 629 879 429, también puede hacerlo mediante correo electrónico en info@todoaccidente.com. Si lo prefieres puedes enviar tu consulta mediante nuestra página web, de forma totalmente anónima y sin compromiso, uno de nuestros agentes se pondrá en contacto con usted de inmediato.

Deja un comentario