Indemnización por animal en accidente de tráfico

Indemnización por animal en accidente de tráfico

Indemnización por animal en accidente de tráfico

Nuestras mascotas son parte de nuestra familia, por eso, si son atropelladas también podremos exigir una indemnización por ellas. Es importante conocer todos los aspectos legales en torno a un animal atropellado. En muchas situaciones, los seguros cubren los accidentes de tráfico en los que resultan heridas las mascotas.

Condiciones necesarias para indemnización por animal atropellado

Para poder optar por reclamar una indemnización el animal debía viajar correctamente sujeto dentro del vehículo. Además debía ir acompañado por su dueño.

En caso de que el animal haya escapado y salido a la carretera provocando el accidente, no solo no recibirá indemnización, además tendrá que hacerse cargo de los daños que pueda provocar.

Documentación a aportar

Este tipo de reclamaciones no son tan diferentes de las reclamaciones por accidente de tráfico. Tendrás que aportar los mismos documentos:

  • Fotografías del lugar del accidente.
  • Haz fotografías de los daños de los vehículos implicados.
  • Fotografías de los daños físicos.
  • Partes amistosos de accidente.
  • Atestado policial.
  • Informes médicos de urgencias.
  • Testimonios del accidente.

¿Podré cobrar indemnización?

Como ocurre con los accidentes de tráfico, solo tendremos derecho a una indemnización si no somos responsables del accidente. Si dos coches tienen un accidente y en el coche que no tiene la culpa viajaba una mascota se podrá reclamar una indemnización.

En caso de atropello, la responsabilidad recaerá sobre el dueño de la mascota y si esta iba suelta o no estaba atendida.

Si el animal sobrevive al accidente se podrá exigir una indemnización. Esta deberá cubrir los gastos médicos, de desplazamiento del animal al centro veterinario y los ingresos que el dueño pierda por atender al animal. Esto corre por cuenta de la aseguradora del responsable.

En caso de muerte es diferente. Una mascota muerta se indemniza como una perdida material; por eso la indemnización dependerá de lo que costó o del valor real de mercado. En cualquier caso, se indemnizarán los gastos médicos y de entierro de la mascota.

En el caso de que queden secuelas, la indemnización deberá recalcularse y se tendrán que tomar las medidas necesarias para que el animal se recupere.

Deja un comentario