Indemnización por caída en supermercado

Indemnización por caída en supermercado

Indemnización por caída en supermercado

Si has sufrido una caída en un supermercado tienes que saber que puedes reclamar una indemnización. Sufrir un resbalón en un supermercado, debido a una falta de cuidado en el mantenimiento es motivo para reclamar una indemnización por accidente.

Las caídas en un supermercado pueden tener muchas causas: un suelo resbaladizo, que haya charcos o que el suelo esté mojados, resbalar con una pieza de fruta que haya caído al suelo… Existen muchos factores que pueden producir una caída. En la mayoría de estos casos, la causa es una negligencia en las labores de mantenimiento y, por eso, es posible reclamar una indemnización por esas caídas.

Negligencias en el mantenimiento

Estos casos suponen un peligro para la salud de las personas. Recuerda que para reclamar tu indemnización, la caída debe ser causada por una negligencia por parte del supermercado. Siempre que puedas demostrar que no se tomaron las medidas necesarias para evitar los riesgos de accidente, podrás plantear una demanda por accidente.

Entre las causas más comunes está la falta de un servicio de limpieza eficaz. Aunque se realicen labores de limpieza en ciertos momentos del día —apertura y cierre—, no tener los pasillos acondicionados o tenerlo llenos de residuos o mojados, constituirá una negligencia por parte del supermercado y, si caemos a consecuencia de esto, podremos reclamar una indemnización al supermercado.

Accidente de tráfico

Recuerda que cualquier acción visiblemente negligente —pasillos mojados, objetos por el suelo, palets o cajas sueltos en mitad de los pasillos…—, pueden ser susceptibles de una demanda, pues se considerarán una negligencia por parte del supermercado.

Podrás reclamar tu indemnización siempre que el accidente sea causado por una omisión (voluntaria o no) de las acciones de mantenimiento necesarias para garantizar la seguridad de los clientes. En esto caso, tras sufrir los daños, el supermercado tendrá la obligación de reparar el daño causado al accidentado.

Solo perderás el derecho a reclamar cuando la caída o accidente sea causado por un tercero —por ejemplo, un empujón— o cuando sea causado por una negligencia directa del propio accidentado. En cualquier otro caso, se podrá reclamar una indemnización por la caída en el supermercado.

Deja un comentario