Indemnización a un motorista por accidente por epilepsia

Indemnización a un motorista por accidente por epilepsia

Indemnización a un motorista por accidente por epilepsia

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha condenado a la Generalitat Catalana a indemnizar a un motorista con 79.524 euros a un motorista que sufrió un accidente a causa de un episodio de epilepsia. El hombre quedó incapacitado al chocar contra el quitamiedos, el accidente tuvo lugar en la carretera N-260 a su paso por el término municipal de Besalú.

En su sentencia la Sala de lo contencioso-administrativo del TSJC estima el recurso presentado por el motorista y condena a la administración —en concreto al Departamento de Territorio— a pagar la indemnización que solicita, pues considera probado que las secuelas que sufre son causa directa de la colisión con el quitamiedos.

El motorista sufrió el accidente en marzo de 2010, mientras circulaba con su ciclomotor por la carretera, en una línea recta posterior a una salida de curva, perdió el control del vehículo, como consecuencia de una crisis de ausencia debida a un episodio epiléptico.

En el accidente, el conductor del ciclomotor acabó colisionando contra una valla de protección metálica, tipo bionda, al chocar contra ella salió despedido contra uno de los postes metálicos del guardarraíl, para terminar despeñándose por un terraplén de más de 3 metros de altura.

A causa del accidente, y de la consiguiente caída, el hombre sufrió graves lesiones en extremidades y cabeza, que le ocasionaron diversas secuelas, por las que el Instituto Nacional de Seguridad Social lo declaró en situación de incapacidad permanente total para ejercer las labores de su oficio de jardinero y albañil.

A pesar de que la sentencia atribuye al conductor el 80% de la responsabilidad del accidente, pero se admite que de no haber existido el poste con el que colisionó —y que la Generalitat se comprometió a eliminar en 2004—, los daños hubiesen sido mucho menores.

La sentencia concluye con que la causa aparente del accidente —la epilepsia— no resulta relevante para valorar la indemnización que debe recibir el accidentado, ya que la administración no ejerció labor de vigilancia sobre una patología que afecta a la conducción directamente.

Deja un comentario