Indemnización para un guardia civil herido en servicio

Indemnización para un guardia civil herido en servicio

Indemnización para un guardia civil herido en servicio

La Audiencia Provincial de León, se reafirmó en lo dictado anteriormente por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de León, en la sentencia que imponía a la aseguradora el pago de 9.000 euros de indemnización a un agente de la Guardia Civil, en compensación por los daños que recibió tras atender un accidente en el que se vio involucrado un camión, cuyos frenos comenzaron a arder. El agente resultó herido en la intervención.

Durante su servicio, el agente herido y su compañero, observaron como del remolque trasero del camión comenzaban a surgir, primero chispas y más tarde llamas, que amenazaban la seguridad del conductor y la del resto de usuarios de la vía por la que en aquel momento circulaba dicho camión que, además, portaba contenido peligroso, en concreto explosivos. El agente y su compañero adelantaron al camión, cuyos frenos ya estaban ardiendo, a fin de dar el alto y evitar mayores males.

El juez entiende que la actuación del Guardia Civil, que no esperó a los servicio de emergencias, ni a los bomberos, fue la adecuada, pues en aquel momento calibró que el peligro del incendio era muy grave y no había tiempo para esperar a la llegada de otros efectivos. Por eso entiende que el autor obró con probada diligencia y que los daños y heridas que reclama se produjeron como consecuencia de la actuación.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles, presentó la demanda de indemnización ante la aseguradora del camión, ya que las heridas del agente fueron fruto de la circulación del vehículo. Consiguiendo de esta forma lo que son dos sentencias pioneras en este ámbito, en las que se reconoce la responsabilidad de las compañías aseguradoras en las lesiones causadas a los agentes de tráfico en prestación de servicios de auxilio, sin importar que el riesgo sea inherente a su profesión.

Deja un comentario