Indemnización por incapacidad permanente por accidente

Indemnización por incapacidad permanente por accidente

Indemnización por incapacidad permanente por accidente

En noviembre de 2007 un grave accidente de tráfico dejó graves secuelas a una estudiante de peluquería llegando a ser intervenida en diversas ocasiones de su mano derecha, hasta el punto de tener que trasplantar un dedo del pie en el lugar del pulgar. La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado una indemnización para la joven de 75.300 euros por parte de la aseguradora al estimar que las consecuencias del accidente “influyeron en su formación y en su futuro”.

Según se desprende de la sentencia, las secuelas que padece en la mano afectan “a la realización de tareas que precisan la utilización de ambas manos, e incluso a las que precisen de cierta destreza de la mano derecha, ya que tiene limitadas tres de las seis funciones de pinza de dicha mano“. Por eso, la Audiencia considera “verosímil y asumible” lo alegado por la chica y su madre: que “los estudios de peluquería se vieron entorpecidos por las dificultados producidas por las secuelas”. Por eso tiene “plena justificación” reconocerle una indemnización en el máximo legal.

En el momento del accidente, la víctima tenía 16 años y no desempeñaba trabajo remunerado, lo que no ha impidido a la Audiencia reconocer una incapacidad permanente parcial. Tal y como señala en la sentencia, “el sistema legal de valoración del daño no se circunscribe a la profesión, trabajo u oficio, sino que comprende todo tipo de actividades, incluso las de ocio y las ordinarias de la vida“.

La sentencia confirma la ya dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de San Vicente de la Barquera, que fijó la indemnización en 75.322 euros a satisfacer por la aseguradora, que ya había adelantado a la lesionada 21.679 euros. La indemnización total se desglosa en 19.902 euros por los 600 días de baja, 17.603 euros por las secuelas, 17.603 euros por el perjuicio estético y 17.472 euros por la incapacidad permanente parcial que le ha quedado.

Deja un comentario