Indemnización por latigazo cervical

Indemnización por latigazo cervical

Indemnización por latigazo cervical

El latigazo cervical sigue siendo una de las cuestiones que más preocupan a nuestros clientes y uno de los puntos que más problemas ocasionan tras la entrada en vigor del nuevo baremo. Este tipo de lesión, que puede resultar fácil de fingir, se ha convertido en terreno abonado para la inseguridad del lesionado. Las aseguradoras se aprovechan de las facilidades del nuevo baremo y tratan de no indemnizar a los lesionados.

Un diagnóstico complicado

Por norma general, el latigazo cervical se sustenta en la impresión de dolor del lesionado. De esta forma resulta complicado obtener un diagnóstico claro de la dolencia. Su existencia no es demostrable mediante pruebas médicas. Esto perjudica al accidentado y lo coloca siempre en posición de indefensión.

Si la lesión es real, es casi imposible demostrar su existencia mediante pruebas médicas. Y, por otro lado, si la lesión es fingida la compañía de seguros tendrá problemas para demostrar que lo es. Esta situación resulta complicada para todos. Ni todos los que sufren latigazo cervical son unos farsantes, ni todos lo que afirman sufrirlo lo padecen.

El problema es que el nuevo baremo tampoco ofrece herramientas para esclarecer esto.

El latigazo cervical y el nuevo baremo

Aunque es poco concluyente, el nuevo baremo sí que trata de ofrecer ciertas herramientas para trabajar con el latigazo cervical. El nuevo baremo trata de ofrecer una serie de criterios mediante los que se podrá ofrecer un diagnóstico de la dolencia.

Así pues se establecen unos criterios de causalidad genérica con los que se pretende verificar el origen de la lesión:

  1. Cronológicos: debe existir una relación temporal entre el accidente y la dolencia.
  2. Topográfico: debe existir una relación entre la zona afectada en el accidente y la dolencia.
  3. De intensidad: tendrá que existir una relación entre el tipo de accidente sufrido y la lesión.
  4. De exclusión: No deberá existir una razón, distinta del accidente, para explicar la dolencia.

En resumen, los médicos tienen que probar que no existe otra causa para el latigazo cervical que no sea el accidente. Además, los efectos deberán aparecer unos días después y nunca se diagnosticará un latigazo cervical si la velocidad de la colisión no era la adecuada para que aparezcan estos síntomas.

Días de curación

Los médicos siguen el patrón de los últimos estudios realizados sobre este tema y otorgarán entre 20 y 30 días para la curación.

Sea como sea, el afectado por un latigazo cervical, se verá en la obligación de aportar pruebas para que se le realice el diagnóstico adecuado. Gracias al nuevo baremo ya existen esos criterios que servirán como parámetros para el diagnóstico de latigazo cervical.

El latigazo cervical en Todoaccidente

Si has sufrido un accidente de tráfico y como consecuencia del golpe sufres latigazo cervical, en Todoaccidente ponemos a tu disposición un equipo de médicos forenses. Con los informes adecuados podrás reclamar por el accidente y recibirás la indemnización que mereces.

Si sufres latigazo cervical y tu seguro no quiere pagar, contacta con nosotros. Ponemos a tu disposición un grupo de abogados expertos en reclamaciones por accidente, que te ayudarán a conseguir la máxima indemnización.

 
 

Deja un comentario