Indemnización por negligencia al contagiar de VIH en una trasfusión de sangre

Indemnización por negligencia al contagiar de VIH en una trasfusión de sangre

Indemnización por negligencia al contagiar de VIH en una trasfusión de sangre

Ha ocurrido en México y ha supuesto todo un escándalo en el sistema sanitario de este país. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tiene la última palabra. Dos niños fueron infectados por el virus del VIH en una transfusión. Las indemnizaciones prometen batir récords en el país.

Se trata de un caso puntual en México y prácticamente inexistente en cualquier sistema sanitario con las medidas sanitarias y los protocolos de seguridad y análisis correctos, pero este caso ha revolucionado la sociedad mexicana y podría sentar precedente cara a las elevadas cantidades que se manejan en las indemnizaciones publicadas.

Dos niños recibieron una transfusión de sangre que estaba infectada por el virus del VIH. Aunque se trata de un virus que ya no es mortal, si que obliga al paciente a tener una medicación de por vida. La esperanza de estos enfermos con el virus puede ser igual de larga que la de cualquier persona sin él y tener una calidad de vida pareja. Sin embargo, la noticia por lo escandaloso del contagio ha supuesto todo un impacto.

Será la SCJN de México quien tiene la última palabra en cuanto a la indemnización por contagio en sangre. Los dos niños fueron contagiados durante una transfusión sanguínea en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Los familiares exigen una más que justa indemnización que podría  superar los 18 millones de pesos, según el cálculo entre promedio de vida en México y costo anual estimado por el INER.  O lo que es lo mismo, 1,1 millones de euros.

Pese a que la dependencia ofreció una indemnización de un 1, 336 millones de pesos, los familiares recurrieron a la SCJN para determine cuánto se deberá pagar.  ¿Qué aspectos tendrá en cuenta también el SCJN para fijar la cantidad final? ambos contagios, que se presentaron en el Servicio de Aféresis y de Transfusiones de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Centro Médico Nacional La Raza, estuvieron en conocimiento del hospital, el cual se negó a los dictámenes médicos que permitieran evaluar la magnitud y la progresión del daño en los menores.

Deja un comentario