Indemnización por secuelas psicológicas en accidente de tráfico

Indemnización por secuelas psicológicas en accidente de tráfico

Indemnización por secuelas psicológicas en accidente de tráfico

En Todoaccidentes te hemos contado todo lo que tienes que saber sobre las indemnizaciones por accidente de tráfico, hemos hablado largo y tendido de las indemnizaciones por daños materiales, por daños personales… Sin embargo, hay un tipo de daños que suelen quedar olvidados siempre, nos referimos a las secuelas psicológicas derivadas de un accidente de tráfico.

En el baremo de tráfico quedan recogidas también las secuelas psicológicas en accidente de tráfico, en concreto, a este efecto se le llama estrés postraumático. El baremo señala también sus síntomas: irritabilidad, miedo, depresión, incapacidad o negación a conducir de nuevo, repetición mental del accidente

Para que estos síntomas puedan ser considerados como secuelas reales y diagnosticados como estrés postraumático, deben presentarse de forma continuada durante semanas desde el accidente.

El problema con este tipo de secuelas es que solemos quitarles importancia, convenciéndonos de que, con el tiempo, acabarán desapareciendo. Sin embargo, en muchos casos no solo no desaparecen, si no que se agravan con el paso de los días. Al perder el control de los síntomas acabarán por adueñarse del día a día, causando graves trastornos en las personas afectadas.

En estos casos conseguir una indemnización se vuelve en un proceso largo y complejo. Las compañías de seguros son muy reticentes a indemnizar por daños que no se pueden medir y cuantificar de forma sencilla mediante una exploración rutinaria, mucho más desde la entrada en vigor del nuevo baremo.

En estos casos resultará también vital contar con los informes médicos de un especialista. En muchos casos el accidente no ha sido más que la gota que colma el vaso, aunque las causas reales de esta dolencia subyacen mucho más hondas, enterradas en las preocupaciones de nuestro día a día. Por eso es importante contar con la opinión de un médico que certifique las causas y el alcance de estas secuelas psicológicas.

Deja un comentario