Indemnizaciones laborales por accidentes en el rostro o los genitales

Indemnizaciones laborales por accidentes en el rostro o los genitales

Indemnizaciones laborales por accidentes en el rostro o los genitales

No todos los accidentes que ocurren en el entorno laboral son iguales.  Por desgracia, todos causan problemas físicos y laborales tanto a quienes los padecen, los afectados, como a la empresa en cuestión. No es lo mismo un accidente grave que incluso puede poner en peligro la vida de un trabajador que un accidente leve. Pero ojo, este también requiere de su indemnización.

Las indemnizaciones por accidente laboral más bajas se dan en aquellos accidentes considerados como más leves y con menos consecuencias traumáticas para el paciente. Es verdad que no deja de ser un accidente y las molestias y el dolor van a acompañar al paciente y cualquier indemnización por accidente laboral posible no puede suplir este malestar. Además las indemnizaciones variarán según qué zona de nuestro cuerpo ha sido dañada. Y estas son algunas opciones.

Según una Orden del Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), si en un accidente laboral has perdido la nariz que sepas que es la parte de la cara que requiere de una indemnización mayor, alrededor de los 7940 euros. También “salen caras” las orejas. Por la pérdida de una, 1.810 euros y por las dos, 3.830. Y si en tu entorno laboral has sufrido alguna deformación grave o que te impidan realizar sus funciones normales, las indemnizaciones por accidente laboral oscilan entre los 1.920 y 7.940 euros.

La vista y los problemas laborales que pueden afectar a nuestros ojos también es uno de los accidentes laborales físicos en el rostro más comunes. Aquí las indemnizaciones van desde los 1.140 euros hasta los 1.920, en el caso de afectar a un ojo y 2.420 si afecta a los dos. Menores son las indemnizaciones laborales por la pérdida de dedos en la manipulación de maquinaria o cualquier otro trabajo. Y es que dependerá si el dedo afectado es el izquierdo o el derecho y de las falanges afectadas. Aquí, las indemnizaciones van desde los 540 euros hasta los 2.870 euros, mientras que en los dedos del pie, éstas pueden ser de entre 500 y 2.240 euros, dependiendo de si se trata de una pérdida total o parcial, además de qué dedo se trate.

Cuando sufrimos un accidente laboral en los genitales tanto masculinos como sexuales, las indemnizaciones suelen ser más altas. Si se pierde un testículo o su funcionalidad, puede llegar hasta los 2.840 euros, y 6.380 si se trata de dos. La pérdida del pene en un accidente laboral puede llegar a los 4.820 euros si se trata de una pérdida parcial y de 6.810 euros si es total. Y lo mismo ocurre en el caso de las mujeres, la pérdida de un ovario también está cifrada en una indemnización por accidente laboral en 2.840 euros y 6.380 euros si es de los dos. En cuanto a los pechos, se especifica una indemnización de 2.560 euros, y la de las dos, con 5.460 euros.

Los problemas en codos, muñecas y rodillas o cicatrices y lesiones, y cualquier otro problema físico ocasionado por accidente laboral también es constitutivo de indemnización laboral.

Deja un comentario