La despenalización de las faltas

La despenalización de las faltas

La despenalización de las faltas

En este blog ya hemos hablado antes de los cambios que en 2015 se introdujeron en el Código Penal. Entre estos cambios figuraba la despenalización de las faltas, se trata de una cuestión muy importante y que tuvo en jaque a muchos abogados desde que se anunciara allá por 2012 en el Anteproyecto de Ley.

La despenalización de las faltas se justifica en la necesidad de reducir la litigiosidad judicial, pues existía una gran desproporción entre el valor real de los bienes protegidos y el tiempo y los medios que se emplean en los juicios. Además con esta acción se pretendían dar coherencia al sistema sancionador en todo su conjunto en relación con el principio de Intervención Mínima.

Algunos de los hechos que se despenalizan en esta ley, pasarán a ser condenados por la nueva Ley de Seguridad Ciudadana —de ahí que las dos se aprobaran en conjunto—. Las conductas pasarán a ser infracciones administrativas.

Las acciones como los juicios por accidente de tráfico por imprudencia leve, pasarán a ser juzgados por lo civil. En este aspecto, se entiende que la mayoría de los accidentes de tráfico pasarán a ser juzgados por lo civil, ya que los accidentes de tráfico, incluso con heridos y fallecidos, suelen considerarse imprudencias leves y, por lo tanto, enjuiciados por lo civil.

Si las imprudencias son graves o muy graves, seguirán siendo juzgadas por lo penal. Algunas de estas imprudencias, consideradas «delitos leves» son:

  • Delitos contra las personas:
    • Lesiones de menor gravedad.
    • Golpear o maltratar.
    • Amenazas leves.
    • Coacciones leves.
  • Delitos contra la inviolabilidad del domicilio
  • Delitos contra la propiedad
  • Delitos contra los intereses generales
  • Usurpación de funciones e intrusismo

Uno de los principales motivos para poner en práctica la despenalización de las faltas era la descongestión de los juzgados, algo que se ha conseguido en gran medida, aunque ha aumentado —alago previsible— la litigiosidad civil.

Deja un comentario