La incapacidad laboral no impide la jubilación anticipada

La incapacidad laboral no impide la jubilación anticipada

La incapacidad laboral no impide la jubilación anticipada

El juex titular del juzgado de lo Social número 4 de Valladolid afirma en una nueva sentencia que un trabajador puede acceder a la jubilación anticipada aunque no haya cumplido el requisito de ser demandante de empleo los seis meses anteriores por estar en situación de incapacidad temporal.

La demanda fue presentada por un trabajador, representado los servicios jurídicos de Comisiones Obreras, que tras 41 años cotizando, perdió su trabajo y pasó a cobrar la prestación por desempleo durante un año y medio hasta que se le reconoció una incapacidad transitoria. Cuando seis meses después, solicitó la jubilación anticipada al cumplir los 61 años, la Seguridad Social se la denegó porque no cumplía el requisito de llevar seis meses demandando un puesto de trabajo.

Sin embargo el juez de lo Social aplica una doctrina diferente y más “humanizadora” que ha llevado a una interpretación racional del requisito de inscripción como demandante de empleo en los casos específicos como el juzgado de jubilación anticipada. Aunque no existe una respuesta de la jurisprudencia para el supuesto que tratamos, no existen razones que puedan impedir que pueda interpretarse de manera finalista el requisito de mantenerse seis meses como demandante de empleo, es decir como “un simple medio” para acreditar la actitud del beneficiario para encontrar un trabajo.

Para el juez del caso es mucho más relevante el hecho de que el trabajador haya pasado toda su vida trabajando y que tenga una vida laboral completa y duradera inserta en el mercado laboral. Así pues, el hecho de haber pasado en paro los último tres años de su vida por causa de una mora innecesaria en el proceso que le otorgaba la incapacidad temporal no es motivo suficiente para negar la jubilación anticipada.

Esta sentencia se acoge a la doctrina sentada por el TSJ andaluz que ya dictó una sentencia a favor de otorgar la prejubilación a todos aquellos trabajadores que se encuentren en situación de incapacidad real para ejercer su trabajo.

Deja un comentario