Las aseguradoras pagarán más por los accidentes de tráfico

Las aseguradoras pagarán más por los accidentes de tráfico

Las aseguradoras pagarán más por los accidentes de tráfico

A partir del 1 de enero de 2016 la indemnización media por accidentes de tráfico se verá elevada en un 16%, lo que supondrá un gasto de 400 millones de euros más anuales para las aseguradoras. Con la entrada en vigor de la nueva ley de baremos para accidentes de tráfico, las indemnizaciones por fallecimiento se elevan hasta un 50% y las lesiones con secuelas un 35%, mientras que bajan las incapacidades temporales en un 2%.

Gracias a esta novedosa ley se termina con una legislación vigente desde 1995 y que ya se había quedado obsoleta, negando el derecho a la indemnización a las familias monoparentales, los hijos de otros matrimonios, etc. Por primera vez desde hace mucho tiempo las indemnizaciones se sitúan en la media europea, aunque las aseguradoras ya han avisado de que esta subida podría encarecer los costes de los seguros.

Esta nueva ley de baremos ha atravesado una ardua y constante lucha en los salones del Congreso, donde se lleva negociando desde el año 2011. Planteada durante el último año del gobierno Zapatero ha tenido que esperar hasta el último año del gobierno del presidente Rajoy para que se le diera luz verde. Ha sido un proceso muy largo en el que se ha conseguido el consenso de todas las partes; tanto de los partidos políticos como de las aseguradoras y las asociaciones de víctimas, quienes han tenido un papel protagonista durante todo el proceso.

Con la nueva ley se cubren aspectos que, hasta ahora, han sido descuidados, dando una mayor y mejor cobertura a los familiares que antes quedaban desamparados ante un accidente de tráfico mortal. Por ejemplo, ahora los hermanos mayores pueden beneficiarse de una indemnización. También las parejas estables, los menores que convivan en grupos familiares, las parejas del mismo sexo…

Otro de los puntos fuertes de la ley es que se tendrá en cuenta el lucro cesante, es decir, aquello que la familia o núcleo familiar dejará de percibir tras la muerte del accidentado.

 

Deja un comentario