Los accidentes de tráfico más comunes

Los accidentes de tráfico más comunes

Los accidentes de tráfico más comunes

Conducir un coche siempre implica un riego. En cada trayecto cabe la posibilidad de sufrir un accidente. Algunos accidentes son muy poco comunes, pero otros están a la orden del día. Siempre que nos ponemos en carretera tenemos que obligarnos a cumplir con las normativas y estar siempre alerta para evitar cualquier tipo de accidente. Sin embargo, los accidentes ocurren y por eso hoy te queremos hablar sobre los tipos de accidentes de tráfico más comunes.

Todos los conductores hemos sufrido o hemos sido testigos de algún accidente de tráfico. Vamos a hablarte de los comunes; accidentes que, sin duda, podrían evitarse. En la mayoría de casos, basta con seguir las normas de circulación, en otros con prestar atención a la conducción.

Accidentes de tráfico según la DGT

Según la Dirección General de Tráfico, estas son las causas de accidentes de tráfico más comunes en nuestras carreteras:

  • No respetar las señales de tráfico.
  • Distracciones.
  • No mantener la distancia de seguridad.
  • No respetar los pasos de peatones.
  • Exceso de velocidad.
  • Saltarse un STOP.
  • Invadir parcialmente el carril contrario.
  • Circular en un carril en dirección contraria o prohibida.
  • No usar el alumbrado del vehículo.

Estas son las principales causas de accidentes de tráfico en vías urbanas. En esta lista solo se han tenido en cuenta los accidentes cuya responsabilidad directa recae sobre el conductor.

La gran pregunta que se nos plantea es, ¿podrían evitarse estos accidentes?

Distracciones

Más del 30% de víctimas mortales en carretera se deben a distracciones durante la conducción. El uso del teléfono móvil sigue siendo la principal causa, sin embargo, el navegador está siendo una de las principales causas de accidentes de tráfico en los últimos años.

Si usas GPS o aplicaciones como Google Maps, programa tus rutas antes de salir. Si tienes que programarlo, busca un lugar seguro en el que parar, nunca trates de programar tu destino mientras conduces.

El cansancio aumenta la posibilidad de distracciones al volante. Muchos accidentes de tráfico son causados por conductores que se quedan dormidos. Tienes que respetar tus horas de descanso y nunca empezar un viaje estando cansado.

Exceso de velocidad y abuso de drogas

En los últimos meses el abuso de drogas está siendo la causa de una gran alarma social. Esto, unido a los excesos de velocidad, son una combinación mortal.

Superar los límites de velocidad tendrá consecuencias fatales, no es lo mismo sufrir un accidente a 40 km/h, que sufrirlo a 130.

Si a esto, se le une la conducción bajo los efectos del alcohol y de las drogas, el accidente es casi seguro, ya que merman nuestras reacciones y somos más propensos a los accidentes.

Semáforos y pasos de peatones

Saltarse un semáforo en rojo es la causa del 4% de los accidentes de tráfico. Casi siempre, la negligencia es tratar de pasar el semáforo en ámbar. Este es un gesto muy común y muy peligroso. Un accidente en una avenida, mientras se circula a gran velocidad, puede resultar fatal.

Si nos encontramos con un semáforo a punto de cambiar, no deberíamos acelerar, al contrario, debemos frenar. El vehículo que circula por delante puede frenar, si nosotros aceleramos chocaremos. No debes olvidar la distancia de seguridad.

Tampoco conviene olvidarnos de los atropellos, que van en aumento en los últimos tiempos.

Deja un comentario