Indemnización en un accidente laboral

Indemnización en un accidente laboral

Indemnización en un accidente laboral

Durante este semana hemos estado hablando sobre los costes que los accidentes laborales suponen para los trabajadores y para las empresas. Hemos discutido sobre la incapacidad de muchas empresas para cubrir y pagar los costes reales de un accidente laboral. En muchos casos, las indemnizaciones que se reciben son bajas, en otros no cubren todos los gastos reales y en algunos, simplemente no existen.

Las indemnizaciones por accidente laboral están comprendidas en la Ley General de la Seguridad Social. En ella se prevé un régimen de indemnizaciones mixto, compuesto por las prestaciones de la Seguridad Social por una parte y las indemnizaciones correspondientes a los empresarios por otro lado. En este segundo caso, las indemnizaciones se valoran mediante la responsabilidad civil del empresario en el accidente laboral, contando si hay culpa o negligencia.

En caso de accidente laboral el trabajador tiene derecho a recibir asistencia sanitaria, una prestación económica durante el tiempo de baja laboral —durante la que el trabajador recibirá en principio un 75% de su salario, salvo que el convenio estipule una mejora—.

Además de estos derechos básicos el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización si ha sufrido secuelas causadas directamente por el accidente laboral. En estos casos el trabajador deberá percibir una pensión acorde al perjuicio sufrido. Esta indemnización será propuesta por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y podrá ser:

  • Permanente total, en la que el trabajador recibirá una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora, que se incrementará en un 20% al cumplir los 55 años.
  • Permanente absoluta, en este caso la pensión será del 100% de la base reguladora, incrementada en un 50% para cubrir el gasto que supone la necesidad de ayuda de otra persona.

Todas estas indemnizaciones están tasadas por la Seguridad Social, este tipo de indemnizaciones se cobrarán sin importar las culpas o responsabilidades del empresario en el accidente laboral en cuestión.

Deja un comentario