Lumbalgia postraumática e indemnización

Lumbalgia postraumática e indemnización

Lumbalgia postraumática e indemnización

En Todoaccidente hemos explicado muchas veces que es la lumbalgia postraumática. Este tipo de lesiones suelen ser más conocidas por su nombre común «latigazo cervical». Se trata de un tipo de lesión muy común en accidentes de tráfico, sobre todo, en alcances y accidentes de baja intensidad. Si tras un accidente de tráfico, del que no eres responsable, sufres este tipo de lesiones, tienes derecho a una indemnización.

Hoy te explicamos cómo puedes conseguir la indemnización por lumbalgia postraumática.

Qué es la lumbalgia postraumática y la cervicalgia

Las lumbalgias postraumáticas son lesiones producidas, normalmente, en golpes por alcance. Normalmente se sufren cuando un vehículo nos alcanza, el golpe produce un fuerte movimiento del cuello, de delante a atrás, como el de un látigo. Esto propicia, la lesión que es conocida como «latigazo cervical».

Los síntomas de la lumbalgia postraumática son:

  • Hormigueo en la zona afectada.
  • Pérdida de movilidad en el cuello.
  • Debilidad.
  • Disfagia.
  • Alteraciones en el equilibrio.

Este tipo de lesiones deben controlarse y diagnosticarse de inmediato. Tras un accidente, incluso sin sentir los síntomas, debemos acudir de urgencia al hospital. Esta primera actuación médica será la base de cualquier reclamación posterior.

Durante años este tipo de lesiones han provocado graves pérdidas en las aseguradoras. Se trata de una lesión que se puede fingir con cierta facilidad y que, además, es muy difícil de demostrar, por lo que resulta complicado para las aseguradoras saber cuando es real y cuando no.

¿Puedo reclamar por una lumbalgia postraumática?

Siempre que el accidente no haya sido responsabilidad del lesionado, tendrán derecho a reclamar una indemnización:

  • El conductor no responsable del vehículo.
  • Los acompañantes. En este caso, podrán ser los de cualquier vehículo implicado en el accidente, incluso los que viajaban en el vehículo responsable.
  • Los peatones que pudieran haberse visto envueltos en el accidente.

En la indemnización se comprenden todos los daños físicos, los daños materiales, los gastos sanitarios, hospitalarios y de farmacia que deriven del accidente. La indemnización, además, comprende los días de convalecencia y cualquier posible secuela que derive de la lesión.

¿A cuánto asciende la indemnización?

EL cálculo final de la indemnización se realizará teniendo en cuenta el tiempo de curación y la estabilización de la lesión. Para reclamar es muy importante tener toda la información a mano y recopilar toda la información médica de nuestro caso, de forma que podamos justificar nuestra lesión.

Por tanto, los elementos sobre los que se calcula la indemnización son:

  • Días de convalecencia.
  • Secuelas.
  • Factores de corrección.

Las secuelas de una lumbalgia se hallan recogidas en una horquilla de valoración y delimitadas por la correspondiente puntuación en cada caso concreto. Estas valoraciones las hará un médico especialista; un perito forense, que se encargará de valorar las lesiones y el alcance de las secuelas.

Los factores de corrección son circunstancias que alteran el informe de valoración, para ajustarlo a la persona lesionada. Normalmente, los factores de corrección tratan de igualar las indemnizaciones con los ingresos que percibía esa persona.

La reforma del baremo de lesiones

Desde que entró en vigor el nuevo baremo de accidentes de tráfico, las lesiones y sus respectivas indemnizaciones están sujetas a cambios anuales. Por tanto, todas las lesiones producidas durante 2017, están sujetas a las valoraciones del baremo de 2017. Cada año, este baremo se revaloriza y cambia.

Con la nueva ley se ha buscado proteger a los lesionados, aumentando las indemnizaciones que reciben. Se trata de establecer un mecanismo de indemnización más justo y realista, que se ajusta al índice de revalorización de las pensiones.

El problema es que, con la reforma del baremo, se ha complicado también conseguir una indemnización en lesiones como esta. Para lograr que se nos indemnice, lo mejor que podemos hacer es acudir a un abogado experto en reclamaciones e indemnizaciones.

Con la entrada en vigor del nuevo baremo, las aseguradoras cargan sobre el lesionado la tarea de demostrar su lesión. Para hacerlo se necesitarán informes médicos completos que presentar en el juicio —si es que se llega a juicio—.

En Todoaccidente somos expertos en reclamaciones por accidentes de tráfico. Nosotros nos ocupamos de tu reclamación y ponemos a tu servicio a peritos médicos profesionales que realizarán los informes para que consigas la máxima indemnización. Además, gestionamos todo el proceso por ti, te mantenemos informado en todo momento y no pagas nada hasta que recibas tu indemnización.

 
 

Deja un comentario