¿Me cobrará el hospital tras un accidente de tráfico?

¿Me cobrará el hospital tras un accidente de tráfico?

¿Me cobrará el hospital tras un accidente de tráfico?

Todos sabemos que la sanidad en España es universal y gratuita, es decir, que todo el mundo tiene el derecho de acceder a la sanidad. Sin embargo, esto tiene algunos matices importantes que conviene conocer, por ejemplo, los tratamientos por un accidente de tráfico no están cubiertos por la seguridad social, si no por las aseguradoras.

Entonces, ¿si sufro un accidente de tráfico y no tengo cobertura tendré que pagar el tratamiento? La respuesta es no, sin embargo, cada vez resulta más frecuente recibir abultadas facturas médicas tras un tratamiento de este tipo.

Con la entrada en juego de la crisis y la consiguiente guerra de precios, muchas aseguradas rebajaron también las coberturas. Todos los seguros cubren el daño a terceros, por lo tanto cuando ocasionamos un daño a otros conductores, sus tratamientos son cubiertos por nuestra aseguradora. El problema es que muchos de esos seguros no cubren al mismo conductor.

¿Qué pasa cuando un coche se sale de la carretera por una placa de hielo? El 97% de las pólizas tienen una cobertura específica para el conductor del vehículo, por lo general, este tipo de pólizas cubren los tratamientos sanitarios y una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez. Puede que parezca una cifra muy alta, pero esto supone medio millón de conductores sin este tipo de coberturas.

En conductores de motocicletas todavía existe un 25% de conductores sin coberturas. En total en España todavía hay dos millones de conductores con seguros básicos que no ofrecen coberturas específicas para los conductores.

En la actualidad existe un convenio por el que los centros de salud y las aseguradoras han acordado hacerse cargo de los tratamientos médicos, sin embargo, en el caso de vehículos sin una cobertura específica para el conductor, esta cobertura se limitará a 9.360 euros.

Los hospitales saben que las aseguradoras se harán cargo de los gastos, por eso se firman ciertos formularios en el hospital. Sin embargo, en algunos casos existen dudas sobre la vigencia o el valor de la póliza, en ese caso los centros enviarán las facturas directamente a casa del accidentado.

Si el caso es que el accidentado no tiene ningún tipo de seguro, deberá ser el Consorcio de Compensación de Seguros el que se haga cargo del pago. Las facturas son enviadas, aunque nunca se espera realmente cobrarlas, en caso de que ni la aseguradora, ni el consorcio de seguros se hicieran cargo de ella, será la misma Sanidad Pública la que se hará cargo de la factura en última instancia.

Detrás de la rebaja del precio en las pólizas de seguro existe un riesgo, y es que aceptar este tipo de pólizas tan básicas puede suponer un problema grave para el asegurado. Sin cobertura para el conductor, cualquier gasto que supere los 9.360 irá a cargo del mismo.

Es importante asegurarse de que se contrata un seguro con cobertura para el conductor. Algunas aseguradoras se niegan a rebajar al mínimo sus coberturas y no ofertan este tipo de seguros, salvo en condiciones especiales, como personas que viven fuera y no van a utilizar el vehículo.

Deja un comentario