Hombre al volante duplica al riesgo de accidente de tráfico

Hombre al volante duplica al riesgo de accidente de tráfico

Hombre al volante duplica al riesgo de accidente de tráfico

La Fundación Línea Directa desvela en un estudio realizado recientemente que, al contrario de lo que se suele creer, la mujer al volante y el hombre como copiloto son la combinación más segura, registrando una accidentalidad seis veces inferior a la que registran los hombres al volante con las mujeres como copiloto.

A pesar del famoso dicho machista de «Mujer al volante, peligro constante», un reciente estudio niega la mayor y echa por tierra la creencia popular de que las mujeres conducen peor que los hombres, el estudio que ha llevado a cabo la Fundación Línea Directa señala que la mujer al volante y el hombre como copiloto son la mejor combinación para reducir el riesgo de accidente de tráfico. A pesar de no ser la combinación más habitual sí que es la que registra menos accidentes de tráfico, hasta seis veces menos.

Esta es una de las conclusiones del informe El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género en España. El estudio refleja la importancia del copiloto en los accidentes de tráfico y asegura que la presencia de alguien en el coche reduce la probabilidad de sufrir un accidente de tráfico en casi un 35%. El estudio de la Fundación Línea Directa señala que la combinación más frecuente, la de hombre al volante y mujer copiloto dobla el riesgo de accidente de tráfico.

En el estudio se demuestra que en caso de accidente de tráfico es el copiloto el que suele llevarse la peor parte ya que en un 17% de los casos corre riesgo de fallecer y un 37% de sufrir heridas más graves, lo que se debe a que el conductor suele tener una reacción instintiva ante el impacto y tiene tiempo de realizar maniobras de protección que le evitan mayores males.

El perfil del copiloto perfecto es el de un hombre de entre 60 y 69 años con una conducta activa en el coche, que no distrae al conductor, que está pendiente de las señalizaciones y al corriente de las normativas de tráfico. Por el contrario el copiloto imperfecto suele ser un joven de entre 18 y 24 años que no colabora en la conducción, que no para de hablar y que critica al conductor de manera constante.

El estudio refleja que medio millón de conductores permiten al copiloto circular sin cinturón de seguridad, mientras que 1,3 millones muestran el teléfono móvil mientras conducen. El estudio se ha realizado con datos recogidos en 255.000 casos de accidentes registrados entre 2011 y 2013, junto con los recogidos en una encuesta realizada entre 1.200 conductores.

El estudio demuestra que los tópicos sexistas no tienen sentido y no se corresponden con la realidad, en términos generales las mujeres tienen menos accidentes de tráfico que los hombres. Sobre todo son las mujeres jóvenes las que mejor conducen, no en términos de una mejor habilidad, si no en llegar a sus destinos sin percances.

Deja un comentario