Negligencia médica: indemnización por perder a un hijo

Negligencia médica: indemnización por perder a un hijo

Negligencia médica: indemnización por perder a un hijo

Una mujer será indemnizada con 126.000 euros tras perder a su bebé a causa de una negligencia médica. La hija falleció a las dos semanas de nacer por el llamado síndrome hipóxico-isquémico.

La madre de la niña fallecida, hija única, que murió a las dos semanas de nacer a causa de un síndrome hipóxico-isquémico, será indemnizada con 126.000 euros, según una sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia. La sentencia da la razón a la madre frente a las exigencias de la aseguradora del Servicio Murciano de Salud, que ofrecía una indemnización de 96.800 euros.

La Sala concluye que teniendo en cuenta todas las posibles circunstancia de este caso se considera ajustada a derecho fijar la indemnización en un total de 126.000 euros, frente a los 145.000 que reclamaba la madre. En su demanda ésta señaló que el fallecimiento de su hija recién nacida se produjo como consecuencia de las graves lesiones causadas por una deficiente asistencia sanitaria durante el parto.

El llamado síndrome hipóxico-isquémico es un estado anatomofuncional anormal del sistema nervioso central que se produce en el niño recién nacido, durante la primera semana de vida, y en el que aparecen signos neurológicos en las primeras 24 horas. Uno de esos signos es el síndrome producido por la disminución del aporte de oxígeno o la reducción mantenida del flujo sanguíneo cerebral al encéfalo. Puede ser provocada por una hipoxemia sistémica (asfixia) o una alteración en el transporte del O2, una anemia aguda.

El tratamiento de este tipo de síndromes requiere un enfriamiento total o selectivo de la cabeza del bebé, con el fin de reducir todos los posibles daños. Aunque el síndrome hipóxico-isquémico sigue siendo una fuente de frustración para los sanitarios, cada vez son más los bebés que se curan de este tipo afecciones, gracias a los nuevos avances en este campo.

Deja un comentario