Nuevo sistema de bajas médicas para trabajadores

Nuevo sistema de bajas médicas para trabajadores

Nuevo sistema de bajas médicas para trabajadores

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado sábado el reglamento que regulará el nuevo modelo de altas y bajas médicas para los trabajadores afectados por incapacidad temporal. A partir del próximo 1 de diciembre todos los médicos de los Servicios Públicos de Salud tendrán que regirse por un nuevo sistema de altas y bajas para trabajadores con incapacidades temporales.

Una de las principales novedades de este nuevo sistema es que los médicos que den la baja a un trabajador deberán detallar en el mismo parte de baja la duración estimada del proceso. Por esto, las bajas se clasificarán en función de su duración. Esta podrá ser “muy corta”, si es inferior a cinco días naturales; “corta”:de 5 a 30 días naturales;“media”, si es de 31 a 61 días y “larga” si se espera que esté de baja más de 61 días.

Los médicos podrán usar como referencia de la duración de las bajas, las tablas de duración óptima de la baja de distintas patologías que se han ido elaborando con las estadísticas y los estudios realizados en los últimos años. Aunque, “la previsión inicial de la baja podrá ser actualizada en cualquier momento en función de cómo evolucione la salud del trabajador”, explican desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El trabajador ya no tendrá que ir a “por el alta” al servicio médico, ya que, otra de las novedades del nuevo modelo es que en las bajas de menos de cinco días naturales, el facultativo podrá emitir la baja y el alta del trabajador en un mismo acto médico, con lo que éste ya no tendrá que ir a por el parte que le autoriza a volver al trabajo. En el resto de los casos, cuya duración supere los cinco días, en el parte de baja siempre deberá figurar la fecha de la siguiente revisión. En este caso también habrá una novedad porque la primera visita al médico deberá ser al séptimo día de la emisión de la baja para los casos de duraciones “cortas” y “medias”; y al día 14 para las bajas “largas”. En casos extremos, como el caso de que la duración vaya más allá de los 365 días, el control ya no lo llevarán a cabo los servicios regionales de salud, sino el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS).

El trabajador será responsable de presentar a su empresa la copia de los partes de baja y los sucesivos partes de confirmación en los tres días siguientes a su expedición. Y deberá comunicar el alta a su centro de trabajo en las siguientes 24 horas de recibirla.

En el cuerpo de la nueva normativa se detallan los datos que la empresa deberá facilitar junto a los partes de baja, confirmación o alta que presente el trabajador. En concreto, la compañía deberá comunicar al INSS los datos de cotización del trabajador para determinar la base reguladora de la prestación económica que le corresponda; la clave del código nacional de ocupación, de la provincia del centro de salud que ha emitido el parte; y los datos identificativos del proceso médico y de la empresa a través del sistema electrónico de la Seguridad Social.

 

Deja un comentario