Lo que necesita saber sobre la oferta motivada

Lo que necesita saber sobre la oferta motivada

Lo que necesita saber sobre la oferta motivada

Desde el cambio en la legislación sobre accidentes de tráfico, si sufre un siniestro, en un plazo de tres meses recibirá en su buzón una oferta motivada de su compañía de seguros. En esta oferta, se le ofrecerá una cantidad como indemnización por el accidente. El gran problema al que se enfrentan los accidentados es el aceptar o no esta oferta.

Qué es la oferta motivada

La oferta motivada es una de las dos formas de respuesta que tienen las compañías de seguros ante un accidente de tráfico. Las aseguradoras disponen de tres meses de plazo desde el accidente para ofrecer una oferta motivada.

La oferta motivada es un escrito mediante el que se pone a disposición del perjudicado la cantidad de dinero que la compañía considera adecuada como indemnización por las lesiones sufridas en el accidente de tráfico.

La oferta motivada viene como respuesta a una reclamación previa del accidentado.

Este punto es el que más problemas plantea, ya que crea dudas sobre si las aseguradoras deben lanzar su oferta motivada o no, sin que haya una reclamación previa. ¿Deberá quedarse sin indemnización un accidentado que no haya presentado reclamación?

Anatomía de la oferta motivada

La oferta motivada deberá cumplir algunos requisitos previos para ser válida:

  1. Deberá ofrecer una respuesta económica a los daños personales y materiales que haya sufrido la persona accidentada. En caso de haber más de una persona, las indemnizaciones se presentarán de forma separada.
  2. Los conceptos y daños se calcularán y definirán según el anexo de la ley.
  3. Debe contener de forma completamente detallada y desglosada cada uno de los puntos que conforman la indemnización. Además deberá incluir toda la información adjunta, como los informes médicos y los de los peritos.
  4. Debe hacerse constar que el pago de dicha indemnización no condiciona a la renuncia por parte del accidentado de emprender futuras acciones legales.

Este último punto, que puede parecer muy atractivo, esconde en realidad una pequeña trampa que favorece a las aseguradoras. Por ejemplo, sufrimos un accidente y nuestra indemnización debería ser de 6000 €, sin embargo, la compañía nos ofrece 4000 €. Podemos no aceptar, quedarnos con esos 4000 e ir a juicio. Sin embargo, muchas personas decidirán no hacerlo, pues solo en gastos judiciales, se perderán esos 2000 € de diferencia.

La trampa de los informes médicos

Con la antigua legislación, la primera revisión del accidentado caía en manos de un perito forense neutral. Si una de las dos partes no estaba de acuerdo, se realizaba otro informe. En el nuevo sistema las cosas funcionan al revés; en primer lugar nos revisará el médico del seguro, por lo que las balanzas se inclinan siempre a favor de las aseguradoras.

Ante esta situación se hará necesaria la intervención de un abogado especialista en reclamaciones por accidente de tráfico. El primer paso será realizar nuevos informes médicos, para eso se deberá contar con la intervención de un perito forense independiente, que realice unos informes detallados.

Si tienes dudas o necesitas la ayuda de un abogado, Todoaccidente pone a tu disposición todo un equipo de profesionales. Somos expertos en reclamaciones e indemnizaciones, y te asesoramos sin compromiso. Te apoyamos durante todo el proceso de reclamación. Contacta con nuestros agentes llamando al 628 930 459 o al 629 879 429, también puedes hacerlo mediante correo electrónico en info@todoaccidente.com. Si lo prefieres puedes enviar tu consulta mediante nuestra página web, de forma totalmente anónima y sin compromiso, uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo de inmediato.

Deja un comentario