Parte de accidente contra vehículo autónomo

Parte de accidente contra vehículo autónomo

Parte de accidente contra vehículo autónomo

Ayer hablábamos sobre el accidente de un vehículo autónomo y sobre cómo Google había aceptado parcialmente su responsabilidad en dicho accidente. La conducción autónoma avanza a marchas forzadas y parece una realidad tangible, todas las marcas apuestan, en el futuro, por el coche sin conductor, aplicando para ello los mejores avances tecnológicos y los más avanzados sistemas informáticos y de seguridad.

Estos avances, a raíz del ya mencionado accidente de un vehículo autónomo de Google, ponen sobre la mesa el problema de las responsabilidades en estos accidentes y sus consiguientes reclamaciones de daños a las compañías aseguradoras, además de las dudas que nos pueden surgir con los partes amistosos a rellenar en un vehículo que no tiene conductor.

Durante el período de pruebas los coches autónomos están obligados a llevar a bordo a un conductor humano, sin embargo, todo apunta a que este no fue el caso en el accidente del vehículo autónomo de Google contra el autobús. Tal y como se puede ver en el parte del accidente realizado por la Administración Nacional de Seguridad en Carretera de Estados Unidos, la inteligencia artificial de los vehículos de Google cuenta, a efectos de la administración, como un conductor humano.

En la parte final del documento, la persona que viajaba en el vehículo autónomo marca la muesca que señala que se trata de un vehículo de esas características y en la que se recoge que dicho automóvil cuenta con la autorización necesaria para circular en pruebas.

En Estados Unidos se considera que los vehículos autónomos de Google son conductores desde el punto de vista legal, lo que supondrá un gran paso adelante en el futuro para la circulación real de este tipo de vehículos. En la actualidad se exige que en el interior viajen personas físicas que puedan actuar en caso de emergencia, aunque la mayor parte de estos vehículos circulan solo con el sistema automático.

Deja un comentario