¿Es legal que el seguro me suba el precio tras un parte?

¿Es legal que el seguro me suba el precio tras un parte?

¿Es legal que el seguro me suba el precio tras un parte?

En muchas ocasiones, tras haber dado un parte de accidentes, nos damos cuenta de que nos han subido el precio del seguro. Esto sucede con mucha frecuencia y pocas veces sabemos cómo actuar frente a este tipo de acciones. Esto, por desgracia, no pasa porque sí, existen unos parámetros establecidos para esta subida.

La situación clásica

Uno de los casos más comunes de esto es cuando se supera el límite de siniestros. Por ejemplo, cuando tras un accidente la reparación es más costosa que la póliza de seguros.

Otro caso es cuando el banco no ha pagado el recibido y, sin que nosotros sepamos la razón, nos suben la cuota.

Sea como sea, es importante señalar que estos incrementos en el precio no son aleatorios. Estos aumentos del recibo no son caprichos, cumplen una serie de parámetros establecidos dentro de la póliza de seguros. Todas ellas tienen una especie de «subida legal» que no necesitan notificarte.

En algunas ocasiones no se trata de un aumento lógico o esperado, simplemente corresponde a un aumento general de la aseguradora.

No pagar el recibo

En estos casos siempre existe la opción de no pagar. Podemos retirar el recibo en nuestro banco y acudir a las oficinas del seguro para eliminar la póliza o, en su defecto, cambiarla. Sea como sea, antes de proceder lo primero será hablar con la compañía de seguros.

El coste de la prima es uno de los puntos más importantes. Cualquier modificación de la prima conlleva una modificación del contrato según contempla la ley. Por eso los cambios en las partes no son aleatorios, mucho menos cuando estos no se notifican.

Algunos consejos

En primer lugar, es tu derecho evaluar si estas subidas son justas o no. Si la respuesta de la aseguradora le contenta, entonces deberá proceder a pagar. En caso de no aceptar la subida, la compañía no podrá cobrar su recibo, generando la finalización del contrato.

No hay necesidad de informar siempre que el incremento quede dentro de lo establecido entre las dos parte en la firma del contrato. Todas las compañías de seguros deben dar la opción de hacer una reclamación formal.

Casi siempre uno de los factores más importante para las aseguradoras es la satisfacción del cliente, por eso lo primero es hablar con ellos. A las aseguradoras no les gusta tener clientes incómodos y que realicen comentarios negativos y tener malas referencias.

¿Hasta dónde me pueden subir el seguro?

Cada parte de accidente en el que te declaras culpable, queda reflejado en tu expediente e implicará una penalización adicional a la hora de renovar. Sin embargo, cada compañía establece una normativa en este aspecto.

Por norma general, el aumento medio del seguro en estos casos suele ser del 30% por dar un parte. Existen muchos otros factores; no es lo mismo un todo riesgo que un seguro a terceros… Existen incluso seguros que premian la buena conducción con menores precios.

Recuerda que todas las pólizas reciben un aumento anual, sin embargo, tendrás que fijarte en si ese aumento entra dentro de lo establecido en el contrato. En caso de existir una alteración significativa, esta deberá avisarse con dos meses de antelación.

Deja un comentario