Primer accidente de un coche sin conductor

Primer accidente de un coche sin conductor

Primer accidente de un coche sin conductor

Los coches inteligentes de Google ya han sufrido los primeros accidentes de tráfico. En el último caso, el vehículo no tripulado de Google ha sufrido un accidente en el que han resultado heridas varias personas. Afortunadamente, según la compañía, las heridas fueron menores. Y Google insiste en que, de la misma manera que todos los demás accidentes en su programa para el vehículo auto-conducido, la culpa fue de los humanos, no del vehículo sin conductor.

El vehículo tuvo que detenerse en una intersección a causa del tráfico congestionado, la luz del semáforo estaba en verde, pero la aglomeración de tráfico provocó que el vehículo de Google, y los dos frente a él, no pudieran pasar la intersección sin bloquearla. El conductor de un cuarto vehículo no se percató de que el tráfico estaba parado, solamente vio la luz verde del semáforo y se estrelló contra la parte trasera del vehículo de Google a una velocidad de 27,36 kilómetros por hora, sin frenar.

Desde 2009 los vehículos no tripulados de Google han sufrido 14 accidentes de tráfico, 11 veces han sido embestidos por detrás. Ninguno de estos accidentes ha sido culpa de los vehículos inteligentes. Las causas siempre han sido errores humanos y distracciones en la conducción, lo que apuntan puede resultar bueno para el proyecto que demuestra que los vehículos inteligentes son más seguros.

Todos los vehículos son propiedad de Google y están siendo probados por empleados de la compañía. Aunque los vehículos se conducen solos, la normativa de tráfico requiere que un conductor se siente detrás del volante en todo momento y que esté preparado para tomar el control si fuera necesario. Los coches auto-conducidos o inteligentes se han mostrado mucho más seguros que los conducidos por humanos así pues se ha recogido un incidente entre dos de estos coches auto-conducidos (uno propiedad de Google y el otro de la compañía de recambios Delphi) que estuvieron a punto de colisionar frontalmente, pero lograron evitarse en el último momento.

Deja un comentario