¿Qué es el homicidio imprudente?

¿Qué es el homicidio imprudente?

¿Qué es el homicidio imprudente?

El cambio que tuvo lugar en la ley de circulación el año pasado, tenía como objetivo poner bajo los focos las acciones violentas al volante. Con esta nueva ley se trataba de exponer y controlar los delitos de tráfico, de esta forma se pretende evitar que se sigan cometiendo esta serie de acciones peligrosas. Entre ellas, aparece el homicidio por imprudencia, del que hablaremos en este artículo.

Desde hace unos años el problema de los accidentes de tráfico —y de las muertes en accidente— ha saltado a primera plana. Cada día se da más voz a las familias, gracias a las asociaciones y a la concienciación general. Las muertes en carretera son un problema para todos; se han convertido en una preocupación social importante.

Los políticos, que han sido los primeros en pronunciarse, han optado por una postura de tolerancia cero. Tras un accidente grave, los fiscales pueden confiscar el carnet de conducir del agresor hasta su ingreso en prisión. En casos extremos se puede decomisar el coche.

La ley y el homicidio imprudente

Todos los delitos a la seguridad vial y sus consecuencias, están estipulados en el Capítulo IV del Código Penal, este capítulo abarca desde el artículo 379 hasta el 385. La ley es muy clara y, dependiendo de las heridas y su gravedad, el accidente puede acabar en un juicio por faltas.

Actualmente se sigue trabajando para mejorar estas leyes. El Gobierno y el Ministerio Fiscal quieren que se penalicen este tipo de acciones imprudentes y que exista una ley definida y fuerte.

Se imputa un delito de homicidio imprudente o lesiones, siempre que se haya cometido una infracción de gravedad. En estos casos las penas suelen ser de privación de libertad, además de las cuantiosas indemnizaciones que se imponen para resarcir al accidentado y a su familia.

Homicidio imprudente: penas

La pena por homicidio imprudente viene reflejada en el artículo 142 del código penal de la Ley Orgánica 10/1995 y es de 1 a 4 años de cárcel y retirada del carnet de hasta 6 años.

Sin embargo, en la ley se establecen diversos supuestos que hay que tomar en cuenta:

Excesos de velocidad

En casos de excesos de velocidad el culpable podrá ir a prisión de tres a seis meses, con multas de seis meses a un año. Además se le puede suspender el carnet de conducir durante de uno a cuatro años y se le obligará a hacer trabajos comunitarios.

Alcohol

Con tasas de alcohol superiores a 0,60 miligramos por litro, podrá ir a prisión de tres a seis meses. En caso de drogas y sustancias estupefacientes, el resultado será el mismo.

Distancia de seguridad

No guardar la distancia de seguridad al conducir también es considerado un delito, puesto que se pone en peligro a los demás conductores. Se considera conducta peligrosa y, por tanto, delictiva.

Conducir de forma imprudente y poner en peligro a los demás se penará con de seis a dos años de cárcel y retirada del carnet de entre uno a seis años.

Conductas imprudentes

También se considerarán conductas delictivas:

  • Adelantar en línea continua.
  • Hablar por el móvil.
  • Conducir con somnolencia.
  • Conducir de forma descuidada o sin prestar atención.

Las penas por homicidio imprudente van desde uno hasta cuatro años de cárcel y los cargos por el accidente de tráfico podrían ser acumulables. Si el accidente incluye lesiones de gravedad la pena de cárcel será de tres meses a tres años.

Aunque al ser un accidente no entre en juego el factor de dolo —la intención de hacer daño—, si entra en juego el factor de la responsabilidad del conductor.

Es muy importante que tengas muy presente siempre que, si no estás en condiciones de conducir, lo mejor que puedes hacer es dejar el vehículo. El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Un homicidio imprudente es una situación muy grave y desagradable.

Cada vez que te pongas al volante, recuerda que debes valorar y respetar tu vida y la de los demás.

Deja un comentario