¿Qué hago si tengo un accidente contra un coche sin seguro?

¿Qué hago si tengo un accidente contra un coche sin seguro?

¿Qué hago si tengo un accidente contra un coche sin seguro?

Un accidente de circulación nunca es plato de buen gusto. Sufrir un accidente de tráfico nunca es agradable, es un disgusto y, a veces, algo más. Sin embargo, siempre puede ser peor, si el vehículo con el que se colisiona no está asegurado o se da a la fuga, puede convertirse en un verdadero calvario. Muchos nos hemos preguntado qué podemos hacer en estos casos, ¿tenemos derecho a indemnización? ¿Podemos reclamar algo al seguro?

En primer lugar, si has sufrido un accidente contra un conductor sin seguro o que se ha dado a la fuga, deberás dirigirte al Consorcio de Compensación de Seguros, que tiene la función de completar los seguros privados y compensar a sus clientes en los mismos términos en que lo haría su compañía de seguros. Pero lo más importante, es la responsable de indemnizar en circunstancias excepcionales como catástrofes naturales, terrorismo, tumultos populares o acciones armadas en tiempos de paz…

Vehículo sin seguro

Circular sin seguro es de por sí un delito sancionable con un importe que varía según el tipo de vehículo que se conduce. En el caso de un turismo, la multa sería de 1500 euros. Si tenemos un accidente contra otro coche, nuestra compañía coteja la matrícula del otro coche con un fichero, si no aparece asegurada, se reclama al Consorcio de Compensación de Seguros.

El CCS debe compensar tanto por los daños a las personas como al vehículo y su cobertura vale también para peatones y ciclistas. Siempre que el daño se cause a vehículos que tengan aparcamiento en España o en países firmantes del tratado.

Vehículo a la fuga

En estos casos resulta más complicado conseguir una indemnización completa. En primer lugar si no somos capaces de identificar la matrícula del culpable, el CCS se hará cargo sólo de las lesiones personales. En casos muy graves —muerte, incapacidad, hospitalización prolongada—, indemnizará también por los eventuales perjuicios al coche u otros bienes, sin embargo, se fija una franquicia de 500 euros, es decir si el valor de los daños es inferior habrá que pagarlo de nuestro bolsillo.

Estos casos son complicados sobre todo cuando no existe colisión, si un vehículo se sale de la carretera tratando de esquivar a alguien que viene en sentido contrario, debemos apuntar la matrícula de otra forma tendremos que pagar los gastos. Lo mismo sucede si te destrozan el coche en la calle y no has visto al culpable, en ese caso si no tienes contratado un seguro a todo riesgo, tienes que pagar la reparación.

¿Cómo debemos actuar en estos casos?

En Todoaccidentes sabemos que cualquier accidente causa un profundo impacto en la víctima, pero si sufrimos un accidente contra un coche y se da a la fuga necesitamos recoger el mayor número de datos posible: matrícula, modelo, marca, color… Todo lo necesario para localizarlo y poder proceder a la reclamación. Hay que quedarse en el lugar de los hechos y llamar a la policía lo antes posible para que veo cualquier resto y marcas que hayan quedado. También es imporante recoger los datos de los testigos presenciales del siniestro para que confirmen lo ocurrido.

Para reclamar al CCS es preferible hacerlo a través de un abogado o, en su defecto, a través de la compañía de seguros. El Consorcio suele ser muy exigente con la documentación por eso es importante tener la ayuda de los expertos.

El tiempo que transcurre hasta recibir la indemnización varía mucho de caso a caso, pero por lo general suelen ser unos cinco meses. Es muy importante recabar información del vehículo culpable o tendremos que pagar nosotros los gastos.

Deja un comentario