¿Qué pasa si mi vuelo se cancela?

¿Qué pasa si mi vuelo se cancela?

¿Qué pasa si mi vuelo se cancela?

En lo que a medios de transporte se refiere, el avión ha ido ganando protagonismo a lo largo de los años. En 2013 se produjo un tráfico de 187.405.129 pasajeros en los aeropuertos españoles según los datos estadísticos de AENA, siendo el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y el de Barcelona-El Prat los que mayor volumen de pasajeros registraron, seguidos del aeropuerto de Palma de Mallorca.

Además, según los datos del estudio que ha llevado a cabo GoEuro, el coste de viajar en avión en España es de 10,06 euros por cada 100 kilómetros de trayecto. Estos datos sitúan a España como el quinto país donde es más barato viajar en avión. Pero como en todo medio de transporte, pueden darse circunstancias que terminen por producir la cancelación del vuelo sin que el pasajero tenga ninguna culpa. Ante este tipo de situaciones, es importante conocer qué tipo de derechos tiene el consumidor y cómo hacer valer dichos derechos. Además conviene saber si en caso de haber pagado el billete con una tarjeta de crédito, si ésta tiene algún tipo de seguro de viajes que también cubra estas situaciones.

Cancelan el vuelo, ¿qué derechos tengo?

En primer lugar hay que delimitar qué se entiende por cancelación, y es que se refiere a la no realización de un vuelo que estaba previamente programado y en el que se encontraba como mínimo una plaza reservada. En segundo lugar, el Reglamento de la Comunidad Europea 261/20014 recoge todos los derechos que el viajero tiene cuando estas situaciones se producen, tal y como bien apuntan desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

  • Derecho a la información. La compañía aérea que realice la cancelación del vuelo está obligada a proporcionar un impreso en el que se informe de los pasos a seguir en cuanto a compensación y asistencia del usuario.
  • Derecho a compensación: El cliente tiene derecho a compensación siempre y cuando la cancelación del vuelo no haya sido por circunstancias extraordinarias (término que queda difuso en el Reglamento 261/2004), o siempre y cuando el comunicado de cancelación del vuelo se haya realizado con suficiente antelación (dos semanas de antelación, entre dos semanas y siete días si dan un nuevo vuelo sale dos horas antes del que salía inicialmente y llega a destino con menos de cuatro horas de retraso respecto a la hora inicial prevista por el vuelo cancelado, y si fue en el mismo día, o menos de 7 días de antelación y el nuevo vuelo sale con una hora de antelación y llega a destino con menos de dos horas de retraso a la hora inicial). Las compensaciones pueden ser en metálico, cheque, transferencia o incluso en bonos de viaje de la propia compañía, en cualquier caso la cantidad oscilará entre los 250 y 600 euros según la distancia del vuelo. Cuando la compañía ofrece un transporte alternativo y la diferencia de llegada no es más de tres horas, la compensación se reduce.
  • Derecho a reembolso. Cuando un vuelo es cancelado, automáticamente el consumidor tiene derecho a que se le reembolse el dinero o que se le proponga un transporte alternativo. Sea como fuere, el reembolso ha de darse en siete días y por el coste íntegro del billete. En caso del transporte alternativo, deberá llegar hasta el destino final en condiciones comparables lo más rápido posible o bien que se llegue al destino final en condiciones comparables pero en una fecha posterior.
  • Derecho a atención. Además en caso de cancelación, la compañía está obligada a asistir al pasajero con comida y bebida suficiente en función del tiempo que tenga que esperar hasta el transporte alternativo. Además también deben proporcionar dos llamadas totalmente gratuitas y también proporcionar alojamiento gratis.

Una vez que se sabe a qué se tiene derecho, es el momento de reclamar. Pedir hojas de reclamación a la compañía en cuestión, si la compañía no responde o no cumple con sus obligaciones, el siguiente paso puede ser (además de las acciones legales que cada uno considere) el de presentar la reclamación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a través de la web o a través de su Oficina de atención al Usuario.

Deja un comentario