Rebajada la indemnización por no mirar al suelo

Rebajada la indemnización por no mirar al suelo

Rebajada la indemnización por no mirar al suelo

Un accidente en la calle es responsabilidad del ayuntamiento o, en todo caso, de la autoridad pública pertinente. En el caso que nos ocupa hoy, es el Consello de Ourense, el responsable de un accidente por el mal estado en que se encontraba la calzada, que era de titularidad pública municipal.

A pesar de que la caída que sufrió una mujer cruzando esta pasarela, era responsabilidad patrimonial suya, la administración local había desestimado la reclamación de responsabilidad patrimonial que había interpuesto la perjudicada.

Sin embargo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Ourense ha acogido parcialmente la demanda. Aunque el juez condena al Consello, lo hace solo parcialmente, limitando la indemnización a 4.000 euros, al considerar que «si la afectada hubiese caminado con mayor tranquilidad y prudencia, habría evitado el accidente», por lo que al incurrir culpas, la indemnización inicial de 14.500 euros se ha visto rebajada sustancialmente.

Según una prueba testifical presentada, la caída tuvo como origen un resbalón. Se ha demostrado también que el pavimento de madera estaba especialmente resbaladizo, por la presencia de líquenes y hojarasca. Con la particularidad de que el mantenimiento no era el adecuado, como llegó a reconocer el propio jefe de servicios de medio ambiente del Concello, en un informe de 2014.

Por otra parte también se señala en la sentencia que no había ninguna señal de advertencia sobre el peligro que suponía el pavimento resbaladizo. Además al discurrir por una zona sombría y muy húmeda es muy sencillo que aparezcan líquenes, lo que aumenta exponencialmente el peligro de resbalarse en días lluviosos.

A pesar de que se aprecia una falta de atención por parte de la víctima que fue determinante en el desenlace de los hechos, no se puede negar que existe un nexo casual entre el estado de la vía y el accidente. Sin embargo, debido a la concurrencia de culpas, se limita la indemnización que recibirá la afectada.

Deja un comentario